27 agosto, 2008

Tenemos lo que nos merecemos


Ayer murió otro hombre cívico, hace unos días dejaron en coma a otro que sintió en su interior la rabia que todo ser noble lleva dentro ante las tropelías que sus ojos veían. Estos dos hombres defendían derechos ciudadanos, éste en defensa de una mujer agredida por su pareja y luego despreciado por la misma agredida, el primero por increpar a unos jóvenes su actitud ofensiva, simplemente les dirigió la palabra con educación y estos se creyeron con respaldo social para matarlo.

Esta es la sociedad que estamos creando en España, que hemos creado. Los padres no sólo NO reprenden a sus hijos, sino que muchos los amparan en sus vesanías. Si los maestros ya no son respetados, antes bien, agredidos por esos mismos padres, o al revés, estos ignoran la educación de unos hijos que son potenciales delincuentes,los parientes son agredidos, los policías insultados, los jueces ofendidos, las leyes obviadas, el respeto perdido; cuando todo eso ocurre, con la aquiescencia de los políticos que nos gobiernan y que pareciera que no son sociedad,¿ qué podemos esperar los ciudadanos de a pie? : Nada.

Somos victimas de unos y de otros, victimas de los infames e incívicos que se sienten protegidos por unas leyes que claman modificaciones y por esos políticos que viven de la imagen que logran crear sólo para sus intereses y que la consiguen a base de informaciones falseadas o medias verdades.
Estos dos hombres que han muerto para la sociedad, lo han hecho porque tenían valores, valores que los políticos ignoran porque, en su mayoría, no los comparten.

El gran reto de España es cambiar de políticos, esa es la revolución verdadera, los que tenemos no nos representan por mucho que los votemos, no están al lado del débil, que no es necesariamente el más pobre, ni del cumplidor de unas leyes, unas normas y unas directrices que los otros, los maleantes ignoran a sabiendas que las leyes que los políticos dictan les favorecen de forma insultante.

Es mucho más rentable ser maleante, asesino o ladrón que gente honrada. Matar sale casi gratis, así tuvimos el ejemplo del miserable De Juana que con alguna decenas de muertos a sus espaldas cumplió apenas unos meses por víctima. De los menores de edad no hablaremos, pueden matar con saña y violar tranquilamente que no les pasará nada, unos correctivos y a casa en unos meses, si no se escapan del centro a donde los llevan para reeducarlos cuando ya no tienen reeducación posible. Esto es lo que hay.

Ser persona decente no se lleva, la honestidad se confunde con puerilidad, el hombre cabal pasa por imprudente, el honrado por necio y el trabajador por persona caduca, el orden moral se ha descompuesto; los criminales comunes tienen las calles para ellos, los terroristas se miran con ojos de admiración por sociedades que han perdido el norte. Es hora de tomar el mando de esta sociedad por las personas que sienten vergüenza ajena y perciben que este camino no nos lleva sino a un callejón sin salida y sin retorno.

17 comentarios:

Patito_feo dijo...

Muy buena entrada. Una reflexión que, aunque duela decirlo, es de lo más cierta. Es vergonzoso que los criminales internacionales elijan nuestro país para delinquir. Algo estamos haciendo mal.

Algún día, la gente honrada empezará a plantearse la opción de tomarse la justicia por su mano. A día de hoy, parece que no queda otra alternativa. Y prefiero no pensar en lo que vendrá después.

Jose Antonio dijo...

Ay ay ay

Si "ser persona decente no se lleva, la honestidad se confunde con puerilidad, el hombre cabal pasa por imprudente, el honrado por necio y el trabajador por persona caduca, el orden moral se ha descompuesto; los criminales comunes tienen las calles para ellos", en todo lo cual estoy de acuerdo (aunque errar repetidamente es sumamente humano), !!! como es que se pretende cambiar esto con un mero cambio de políticos !!!.

La política actual es una profesión, punto pelota, todo aquel que espere otra cosa, afán de servicio, decencia, honestidad, etc... habla de marcianos.

Visto lo visto, ¿no sería mejor utilizar otras vías más populares, no a través del propios establisment político, para forzar una serie de normas democráticas que eviten tanto despelote (o den el pego)?

Quizá una vía sea no votar a nadie de ese establisment político habitual y hacerlo por otros que den "ciertas garantías momentaneas" (p.ej., UPyD, y sé que con esto me estoy pillando las pelotas), o mejor, en vez de la tontería del vanidoso santo laico Saramago (votar en blanco), dejar directamente de votar y de participar en la "esencia de la democracia", para que la desafección sea tan evidente que hasta resulte vergonzosa para todo el establisment(¿ustedes se lo creen? ¿estos con verguenza?) y redecoren su casa con un Ikea político.

Déjenlo, esto no tiene solución, sin duda es el mejor sistema pero no pretendan imposibles, es consecuencia de los tiempos que vivimos.

Lo que mejor que pueden hacer es olvidarse de los políticos, de sus querellas interesadas, de OT, del GH, de la prensa del corazón, del fútbol a mansalva, de la prensa deportiva, de los ídolos deportivos, de la tele basura, de la pantalla de plasma, de las series, del ipod que te deja sordo, en definitiva, de todo aquello que sea demasiado popular en los medios, sobre todos los audiovisuales.

Excusen la frivolité, pero es que me he quedado como nuevo

Monmar dijo...

Esto no es libertad, esto es libertinaje, pasamos de un extremo a otro sin despeinarnos, del temor a los profesores, a la ofensa, del respeto a los padres, al amiguismo, de ser serios y responsables, a preocuparse del ego y los musculitos, y así sucesivamente sin posibilidades de retorno, esto es lo que se lleva, los “quillos” triunfan, los intelectuales, los serios, los trabajadores, los estudiosos, no se lleva, son vistos como seres de otro planeta.
Los máximos culpables de este desatino son los medios de comunicación, ellos ensalzan a los delincuentes y los hacen famosos, ellos recogen toda la porquería que encuentran para plasmarla en la pantalla como ejemplo de vencedores.

ANA dijo...

Esto está pasando en todo el mundo y asusta. ¿Es que somos chicos que tiene que venir algún papá a decirnos cómo nos tenemos que comportar? Me parece que lo que ocurre es que hemos dejado de ser buenos padres, educadores de verdad, pero, ¿cuánto nos ayudan los medios, como dice Mónmar? Nada, se enseña a través de ellos como delinquir mejor y la escuela es un sitio permisivo para los que rompen los códigos de convivencia. Ni hablar de la violencia que se estimula en las películas, todo lo resuelven los fuertes, no la ley. Y la ley, ¿a quién defiende mejor? Parecería que está hecha para proteger a los que la quiebran.

Si tuviera la solución para esto sería política, pero es excelente que hayas traído este tema como la gran autocrítica que debe hacerse la democracia que debemos defender, a pesar de todo.

Iojanan dijo...

Patito, es cierto que la sensación de abandono por parte de los políticos juega en su contra, parte de la sociedad llegará al hartazgo y entonces...
Saludos

Iojanan dijo...

Jose Antonio, dices cosas muy interesantes, como siempre, entre ellas que ya no hay políticos, ahora son profesionales, pero en verdad hablas de algo que podría resultar, llegado el caso, revolucionario(?¿)y es votar a los que te ofrecen esas "garantías momentáneas" que tan bien describes. Me parece una solución factible y que haría temblar a los que han dedicado sus esfuerzos no en progresar individualmente, sino en apalancarse bajo la sombra de un partido que sólo tapa sus incompetencias. Como siempre, muchos saludos.

Iojanan dijo...

Monmar, los medios de comunicación hacen a las masas, las deforman como y cuando quieren; todos sabemos la importancia de la propaganda en los mundos fascistas, léase nazis ayer, islam hoy.
Mientras ese poder, fáctico de verdad, no seleccione o derive sus intereses la sociedad no es libre de elegir, será guiada por intereses espurios. A veces tiene uno la sensación de que no hay salida, nada mejor en ese momento que hablar con gentes inteligentes, políticos los menos. Saludos cordiales, como siempre.

Iojanan dijo...

Ana, la democracia trae unos débitos que podemos comprender, pero es del todo imposible que la evolución de las sociedades democráticas derive hacia donde deriva, y sin freno. No es raro que muchos ya dirijan sus ojos hacia mundos que les ofrecen utopías, v.g. el islam, y se alejen a ojos vistos de esta sociedad que, en verdad, nos defrauda a casi todos.
Muchos saludos para ti

Jose Antonio dijo...

Hombre, Iojanan:

"dirijan sus ojos hacia mundos que les ofrecen utopías, v.g. el islam"

El Islam no ofrece utopías, en todo caso "seguridades" a base de un mundo totalmente prefijado, donde la persona individual está sometido a la colectividad que representa y conforma la idea religiosa.

Más que buscar utopías, en el Islam se busca otras cosas, sobre todo el hecho de tener un mundo totalmente delimitado para integrarte y someterte a él, y así no tener que pensar mucho más en las inevitables turbulencias y decepciones que conlleva la vida humana.

Casi tosas las religiones ofrecen algo así, una promesa de seguridad y de coherencia, el problema del Islam radica en como intenta conseguir "llevar" a la gente a esa seguridad y coherencia.

De ser una utopía, sería regresiva

Iojanan dijo...

Las utopías de las que hablo, Jose Antonio, son las que se crean en las mentes de los que dirigen los pasos de estos musulmanes seviles e iletrados, por mucho que tengan doctorados, la utopía del dominio mundial, del control de todas las sociedades, bajo su mano o previo consentimiento, mismamente como en el medievo. Esa es una verdadera utopía, porque es contar de antemano que muchos, muchos nos dejaremos degollar como corderitos, cuando precisamente ahora las sociedades ajenas al islam despiertan de ese letargo. Léase hinduismo, cristianismo, taoismo y por descontado judaísmo. Un abrazo

Schwan dijo...

El problema es que la gente honrada tiene una sensación de total desamparo ante éstas cosas.

¿Pero qué podemos pensar cuando no existe autoridad alguna en las personas que deben tenerla? Partirle la cara a un guardia civil es algo casi gratuito. Pero ay si le das un empujón a un etarra, la que le puede caer al pobre guardia civil...

Y el problema es que nuestros políticos (profesionales todos ellos), ante una sociedad que reclama protección sólo son capaces de ver un cúmulo de estadísticas con resultados muy distantes de la realidad.

Sin darse cuenta de que se requieren, al menos, tres cosas: un endurecimiento del Código Penal, su estricta aplicación a los delincuentes y un mayor respaldo a la autoridad de quien debe poseerla.

Iojanan dijo...

Schwan, tienes razón, un empujón a la autoridad que deba poseerla, pero ¿quién hace a la sociedad? yo creo que los políticos que formulan leyes, pero ellos no son sociedad, aunque debieran; al no serlo viven otra realidad ficticia. Es demencial. Un saludo cordial

Neguev and me dijo...

Interesante debate se ha generado en torno a tu entrada, amigo Iojanán. No se, me quedo a medio camino entre rasgarnos las vistiduras por lo que no sabemos controlar y evitar,y recojo las atinadas observaciones del amigo José Antonio, que vuelve a dar en el clavo con su ya paradigmático pesimismo :) que le hace célebre. Todo hombre informado es, necesariamente, pesimista. ¿ Quien no recuerda la célebre frase de quien añade conocimiento añade dolor? En ese sentido, en las sociedades abiertas, como las que disponemos, no cabe otra que condolerse y andar camino para buscar soluciones, que la mayor parte de las veces, se transforman en problemas cuando se aplican.
Ese refugio de la fé es impagable Jose Antonio...porque las sociedades dirigidas por una ideología sea esta política o religiosa, ofrecen la impresión al ciudadano medio de que todo tiene solución.
El desamparo en nuestras sociedades no dirigistas, proviene precisamente, de darse cuenta que el político no es mas que un gestor al que pagamos, que vive como un rey,y en la inmensa mayoria de los casos, sin tener ni idea de como solucionar los problemas que nos acucian. Eso por no hablar de cuando se sacan de la manga leyes ad hoc ateniendose a conceptos de discriminación positiva, porque ahí si que la liamos del todo

Vaya vuelta de vacaciones. Entre Jose Antonio, Iojanán y la crisis ¡ como para no estar pesimista!
:)
saludos a todos

Iojanan dijo...

Neguev, tienes razón en cuanto a los de las sociedades dirigistas o no, pero el problema que viene a continuación es si una sociedad no dirigista es capaz de aguantar los tirones que les llegan desde todos lados o tendrá que metamorfosearse en sociedad dirigista para, desde allí, defenderse con esas misma armas. En cuanto a jose antonio, es cierto, es muy lúcido, la lucidez del conocimiento que le regala su pesimismo real.Un lujo.
Muchos saludos a tu vuelta.

Jose Antonio dijo...

No digan cosas que no he dicho. De hecho estoy muy feliz con algunas cosas que he leído mientras otro/as veraneaban sin pudor.

Por ejemplo, ahora sé, gracias a Mario Soares, que existe una democracia ambiental y que hay que tender a ella. Me felicito por ello.

Y también sé, que uno de los "grandes descubrimientos" del tan estimado por Iojanan, FJL (!!que vista!!), el inefable juez Bermúdez, además de pensar ahora que debería haber defendido más al juez del Olmo y a la fiscal durante el juicio, para nada se ve a sí mismo como conservador, ya que posee un "pensamiento social profundo".

Ya me contará alguien qué significa y qué supone eso, pero me parece a mí que la "gente de progreso" ha captado la idea y le ve en disposición de emular a la "bella alma" por antonomasia, el gran Garzón.

Además, creo que otra joya de la corona "bribona", el maravilloso alcalde de Marinaleda, ha tenido un incidente en Tel-Aviv. Espero que la prensa del "cuore de progreso" nos de cumplida información.

Cita hoy Ruiz Quintano en su artículo del ABC a Umbral:

"Umbral, en sus memorias:

- Había una diferencia entre el tonto útil y el compañero de viaje. El tonto era efectivamente un tonto, pero resultaba útil para alguna misión, o por tonto, o porque se lo hacía. El tonto útil (a los comunistas) era la burla del sistema, pero no corría peligro. El compañero de viaje marca una categoría intelectualmente superior. Se trata del intelectual que, sin militar oficialmente, prestaba su firma, su presencia o su obra a la causa. Yo fui tonto útil y compañero de viaje".

Por otro lado, mi confianza en ZP y en toda la "cosa política nostra" es tal, que "soy absolutamente optimista sobre el futuro del pesimismo" (Jean Ronstand).

"Eso es amor, quien lo probó lo sabe.."(Lope de Vega)

Iojanan dijo...

Jose Antonio, sin solución, no se le debe dar más vueltas : los imbéciles crecen. Por eso ya se suma Mario Soares, el de Marinaleda, que hay que saber el negocio que tiene montado por esas tierras, y el que dude que lo visite,el juez, el otro y el de la moto. No, no hay solución. Se hace de noche no porque nos escondamos del sol, es que esos imbéciles salen a la misma hora a volar.
Saludos. Y si, Lope de Vega tenía Razón.

Neguev and me dijo...

Esom encima añadan lo del juez Garzón. Me están dando la vuelta de las vacaciones.
¡ cómo se nota que ha empezado el curso político! :)