02 junio, 2008

La era Zapatero




De unos años a esta parte las formas de hablar se han visto apreciablemente afectadas, lo he comentado en días anteriores; entre los nacionalismos y el socialismo han logrado imponer una terminología que resulta insufrible.
Son los amos de la retórica, la palabrería vana se ha impuesto de forma abierta en esta sociedad vacua.
Empezaré diciendo que una de las causas de esto es el nivel tan bajo de preparación que aportan nuestros políticos, yo intento escribir con la perfección que mi conocimiento permite y procuro, en mi ignorancia, instruirme, leer si dudo y ampararme en libros. Esto para los políticos de la llamada izquierda no existe, se limitan a dominar una riqueza de lenguaje no superior a dos mil palabras que constantemente repiten y por ello se hacen insufribles, pero con todo, no es la repetición de éstas lo que más daña el oído, es la inutilidad , la perífrasis innecesaria, los modismos impropios y la jerga zafia que utilizan.
Me ofende sobre manera el escuchar expresiones que son redundantes por sí mismas : " trabajadores y trabajadoras"," compañeros compañeras" ; en un arenga de un sindicato llegaron a decir " militantes y militantas", "jovenes y jovenas " se atrevió a decir la esposa de un presidente socialista, profesora ella, y todo esto porque consideran que se discrimina a la mujer si no se utiliza una inventada, o no, forma femenina con su pretendida igualdad que no hace sino ofender a esas gentes que se preocupan del lenguaje.
Desde que Zapatero está en el poder la ñoñeria a hecho acto de presencia, hay que hablar sin decir nada, este parece ser el lema y a fe que lo consiguen.
Como andaluz convivo con las ofensas diarias que se hacen desde la Junta de Andalucía al lenguaje que nos enseñan en las escuelas. Hace un par de meses puse un texto que leí en unas obras de restauración de una iglesia en el centro de Granada, la iglesia es la de S. Antón, ahí sigue todavia:
" Elementos en proceso pendientes de determinación técnica sobre reintegración de elementos pétreos ausentes "
Esto para decir que le están arreglando los zócalos. Así son. Zapatero impuso la moda de la retórica sin decir nada y ellos la llevan a extremos del paroxismo. Esta moda simplista, ñoña, vana, empalagosa nos lleva hasta el sitio donde partimos, son maneras afectadas, tipo Antonio Gala, recargadas y dulzonas , que hacen que este lenguaje fatuo se extienda hasta los medios de comunicación, anuncios en televisión de grandes empresas que merecerían una pira de azúcar.
Sí, hay anuncios publicitarios que parecieran hechos en la sede del PSOE, no pasan de la garganta por empalagosos y recargados, tal como ha impuesto en la moda este presidente incapaz , iletrado y zafio.
No interesa decir algo para que se entienda, interesa que no se sepa, que el mensaje se diluya entre bambalinas y que sólo quede el efecto dulzón, no , no se pretende un mensaje directo, como los políticos socialistas hemos aprendido a hablar mucho para no decir nada. ¡ Lo han conseguido..!

5 comentarios:

Anónimo dijo...

Se ha refinado en las técnicas, pero no son otras que las conocidas. Animo

Neguev & me dijo...

No es ya Bambi el animalito que lo define mejor. ¡ Cuatro añitos pasan volando! A ver si espabilan los otros..pese a que me temo...

ANA dijo...

Militantes y militantas???? jajajaja

Iojanan dijo...

Neguev, este necio es el bambi más pánfilo que se pueda encontrar, sólo las circunstancias que todos sabemos, parecidas a un pseudo golpe de estado lo llevaron al poder, luego, manipulando como es norma en esta chusma no es tan difícil mantenerse en el poder.

Iojanan dijo...

Ana, escuchar la televisón es lo más parecido a un colegio de primaria. Políticos ineptos incapaces de balbucear las pocas palabras que dominan, todas enfocadas hacia una audiencia que sonrojaría a los dirigentes de la Europa ex socialista.
Son analfabetos funcionales y lo que es peor, no quieren aprender, su modelo es el capitalismo salvaje, su ilusión una cuenta corriente que retire a su familia del trabajo en las próximas generaciones. Me dan asco.