26 agosto, 2009

Miente, que algo queda

Víctima de un libelo, que sostenía que estos cristianos habían quemado un corán

No puede uno abstraerse de las noticias que nos rodean, pero entre las singulares está el libelo, libelo que no sería nada nuevo si esta vez no viniese de la misma matriz de un país democrático como Suecia, país que, efectívamente, se viste de demócrata, y al que todos los occidentales besamos sus pisadas, pero que a la hora de la verdad, y como otros países escandinavos, caso de Noruega, nos resultan mucho menos de lo que nos venden.

El pueblo judío y ahora Israel están demasiado acostumbrados a la difamación, por esta causa han muerto antes centenares de miles de judíos (no contamos el Exterminio o Shoá) y otros muchos menos desde que existe el estado israelí.

Los han difamado todos los estados que hoy conforman Europa, Italia, Rusia,España, Inglaterra, Alemania, Holanda, Grecia, Suiza... y otros muchos más, ha sido el deporte nacional a través de la historia esto de difamar, libelo y luego pogromo, aunque el orden está sujeto a poderse invertir.


Libelos han llovido desde el mundo musulmán moderno en todas formas y maneras hasta conseguir la especialización, porque libelo es simular muertos, simular daños, simular dolor para que el resto del mundo crea que el causante de este dolor, muerte y daño es una criatura sin alma y por lo tanto desacreditarlo ante los ojos del resto.

Desde el mundo musulmán de hoy día se distribuye de manera sistemática y financiada una auténtica mafia del libelo que llega a ONGs, Organismos, Estados y, por último, a gentes, muchas de ellas de buena fe. Pero eso es esperable, lo que no es de recibo es que un país que se jacta de tener una democracia en la que la boca se llena de esa palabra que luego es tan vacía, como la sueca, soporte, sostenga y subraye a un periódico que ha difamado a un país como Israel, y de tapadillo, al resto de judíos, que es inevitable unir los unos a los otros, por mucho que sean distintos.

Estos suecos, el diario y el gobierno que dirige esa democracia de papel cartón, sostienen en principio la información en nombre de la libertad de expresión, y cuando ya nada de esa información se sostiene dan pasos atrás, el diario dice que sí, pero no, que fú, pero fa, que bien pero mal, que arriba o abajo, es decir: que mienten.

Pero el gobierno que administra esa democracia de señorita Pepis no quiere entrar al trapo porque estima que el diario es libre para escribir lo que quiera, que para eso es la democracia y la libertad. ¿Pero la libertad de quién? ¿Se olvida Suecia de que la mentira no ampara ninguna libertad? ¿Olvidan Suecia y el diario infamante que la libertad deben aplicarla siempre después de la verdad? ¿Que la verdad es ante y sobre todo el pilar de una democracia?


Suecia ampara el libelo que habla de que los israelíes mataban musulmanes para extraer sus organos y venderlos, salvando las distancias, como el Santo Niño de la Guardia y otros famosísimos libelos que no es menester traer.

Noruega recuerda ahora en su 150 aniversario el nacimiento de un escritor muy afamado que loó a los nazis hasta revestirlos de oro y ornamentos diversos, difamando a judíos y potenciando con sus escritos las matanzas más canallescas que recuerda el mundo moderno.

Esto está sucediendo en la cúspide de la democracia europea, esto da de sí la democracia y en su nombre se amparan los fascistas para seguir en la difamación, la mentira mendaz y siempre como último objetivo el libelo previo al pogromo, que todo tiene su tiempo. Pero esta vez muchos, muchos estamos preparados ante esa mentira infaman
te.

video

NO TENGO OTRO PAÍS

Por Gali Atari

No tengo otro país
inclusive si mi tierra está ardiendo,
sólo una palabra en hebreo
perfora mis venas y mi alma.
Con un cuerpo dolorido,
con un corazón hambriento,
aquí está mi hogar.

No estaré en silencio
porque mi país cambió su rostro.
No abandonaré recordándolo
y canto en sus oídos
hasta que abra sus ojos.

No tengo otro país
inclusive si mi tierra está ardiendo,
sólo una palabra en hebreo
perfora mis venas y mi alma.
Con un cuerpo dolorido,
con un corazón hambriento,
aquí está mi hogar.

No estaré en silencio
porque mi país cambió su rostro.
No abandonaré recordándolo
y canto en sus oídos
hasta que abra sus ojos.

No tengo otro país
hasta que él renueve sus gloriosos días
hasta que él abra sus ojos.

No tengo otro país
inclusive si mi tierra está ardiendo,
sólo una palabra en hebreo
perfora mis venas y mi alma.

Con un cuerpo dolorido,
con un corazón hambriento,
aquí está mi hogar.

Con un cuerpo dolorido,
con un corazón hambriento,
aquí está mi hogar.

6 comentarios:

Nicolau. dijo...

Ein li eretz ajeret Gam im admatí boeret. Rak milá beivrit joderet el orkaí, el nishmatí beguf kohev belev raev. Kan ubeití.

Shalom, Ionajan.

Nicolau.

Iojanan dijo...

Saludos Nicolau

García Francés dijo...

Ya veo que usted es de los que han vuelto de vacaciones, D.Iojanan. Un saludo muy cordial.

GUARDIA CIVIL, CON ELLOS

Antes de marcharme de vacaciones pedí el apoyo de ustedes para hacer un homenaje bloguero a la Guardia Civil tras los atentados del pasado Julio en los que perdieron la vida dos miembros de la Benemérita.

En memoria de Carlos Sáenz de Tejada García y Diego Salva Lezaun, asesinados en Calviá y de las víctimas del atentado contra la Casa Cuartel de Burgos, el 12 de Octubre nuestras entradas saldrán a la blogsfera con un único titular, GUARDIA CIVIL, CON ELLOS, y un slogan común, ARMANDO LA RED. Sigo adelante con este proyecto, amigos, pero no es la única idea que deseo proponerles. SIGUE...

GUARDIA CIVIL, CON ELLOS

Ana dijo...

Hola Iojanan: Todas mentiras...
En esta dirección podrás encontrar en inglés un video de un minuto donde se denuncian varios libelos en contra de Israel. Piden que firmemos un petitorio exigiendo al gobierno sueco que denuncie estas peligrosas mentiras. Sólo hay que poner nombre de pila y dirección de correo. Saludos.
http://www.aish.com/jw/me/55315672.html

J. Rogelio Rodríguez dijo...

Gracias Iojanan, gracias Ana por vuestras informaciones.

El problema de este tipo de antisemitismos es que terminan justificando (la menos atenuando) el exterminio.

Un abrazo.

Iojanan dijo...

Un abrazo, Rogelio