27 abril, 2009

No será con mi voto


Quieren ahora que nos entreguemos en las elecciones europeas, que cerremos los ojos ante tanta corrupción, que asintamos ante sus tropelías, que sigamos siendo ignorantes, que votemos borreguil y ciegamente.

Se juegan sus sueldos de funcionarios de nada y es el momento en que vuelven a asegurarnos que ésta es la verdadera, que nunca más serán unos vagos y unos vividores, es tiempo de contriciones , fustigamientos y , de nuevo, arrepentimientos.

Pero para mi ya es tarde. No voy a votarlos, ni a uno ni a otro ni a nadie, sencillamente quiero de esta forma que sepan que me da igual lo que hagan, pero que mi voto no les servirá para aferrarse a esa corrupción ya inabarcable, quiero que sepan que Europa tal como la conciben estos trepas rastreros no me sugestiona si es que alguna vez lo hizo.

No puedo entender el idioma que estos funcionarios vacuos utilizan, ni quiero que cenen en sus restaurantes de élite mientras se ríen de mí, su votante, a mis espaldas, no seré el cabrón apaleado.

Quienes nos administran tiran el dinero a manos rotas, dicen que ayudan a terceros países pero en vez de eso les hacen fortunas inmensas a jefes de tribus, terroristas , mafiosos y políticos varios, todo con nuestro dinero europeo y sus conciencias tranquilas, ese que ellos creen que sale de una fábrica, y no, sale de nuestro trabajo, algo que estos mamelucos desconocen.

No puede haber nación que resista tamaño atropello con políticos, los más, corruptos, dislates contínuos en sus presupuestos y sin el apoyo ciudadano sino el estrictamente formal. Si esto es lo que quieren les seguiré el juego, pero no con mi voto, éste nuna más lo volverán a tener. Si esto es democracia... .


Democracia no es votar cada cuatro o cinco años a los mismos sinvergüenzas que nos ponen en las listas, si no todos, que sería mucho, la mayoría. Democracia es mucho más, es respetar a los ciudadanos, hacer valer sus derechos, humanizar las ciudades, educar, no adoctrinar, a las bases, cuidar las universidades, fomentar el trabajo, proteger a los débiles, impedir oligopolios de información, en suma, racionalizar los estados... .

Qué lejos queda Europa de todo eso, no quiero otra España en Bruselas, con este desastre ya hay bastante y si al fin lo será con mis impuestos no lo será con mi voto. Son morralla.

33 comentarios:

Ignacio dijo...

Aplauso, y ovación cerrada

Iojanan dijo...

No hay otra solución, no debemos hacerles el juego a estos trepas-chusma dispuestos a subir en el estrato social a base de pisar sangre si fuese necesario.Saludos

J. Rogelio Rodríguez dijo...

La raiz del problema, amigo Iojanan. Hemos (estamos todavía) alientado una casta, una élite política (que no élite intelectual), con nuestros impuestos, que han tenido como principal objetivo perpetuarse en sus puestos, no trabajar por el progreso y la Libertad. Es lo que siento y pienso.

Yo, utilizatré mi voto de la manera que entienda como más prágmática. No obstante coincido contigo en que esta casta política se ha edificado sobre un concepto completamente ajeno a la democracia. Y es que la democracia, como tú señalas "no es votar cada cuatro o cinco años... Democracia es mucho más, es respetar a los ciudadanos, hacer valer sus derechos, humanizar las ciudades, educar, no adoctrinar, a las bases, cuidar las universidades, fomentar el trabajo, proteger a los débiles, impedir oligopolios de información, en suma, racionalizar los estados..."

En fin, muchas revoluciones pendientes.

Un abrazo, amigo.

elbosquefantasma dijo...

si es que tiras de apellidos y salen castas y castas. Es que no aprenden a dedicarse a otras cosas, ya es la tercera generación de partitócratas. Ya está bien. Me tiro al monte. Paso se ellos. Y el pueblo tiene justo, justo, lo que se merece.

Iojanan dijo...

El bosque, por eso me río cuando dicen que lo hacen por entrega a la sociedad, entonces que hacemos los demás ¿ vaguear? ellos son los entregados pero les va la vida en salir elegidos ¿ no será porque es una catapulta económica y de poder ? Saludos

isra dijo...

Amen.

Por no hablar de que "a mas a mas" son los inútiles que no sirven para nada los que se dedican a la política.

Hace tiempo tengo decidido que esta vez no voy a servir de coartada, y menos aún para ese circo de Europa, hace años fui un entusiasta admirador del progreso de la unión, pero desde que no sé por qué se amplió de golpe y porrazo a países poco democráticos y desarrollados me niego a participar en esa merienda de negros.

Se tendrían, bueno mejor, tendríamos que echarlos YA

Iojanan dijo...

Exacto Rogelio, su única pretensión es perpetuarse, luego el poder político debe ser agradable y no un sacrificio como nos lo quieren ficticiamente poner.Detesto a los políticos profesionales que todos podemos conocer y no sólo a nivel nacional, en los pueblos sabemos de tantos y tantos que empezaron poniendo carteles o acumulando manifestaciones a sus lomos y luego después de años de callar como gusanos se ven premiados con un puesto y sus mínimos tres o cuatro mil euros y el futuro garantizado mientras el resto de los humanos nos vemos en la necesidad de la lucha diaria.De esa forma se ha empobrecido de forma ofensiva la casta política, hay que leer historia para comprender que hubo una época dorada para éstos, pero que desde hace unos decenios la chusma es la que recoge esa continuación de la historia y la están mancillando hasta el insulto. Desde luego yo dejé de votar. Y no me siento peor ciudadano, quizá más entregado a algo que ellos desprecian: el futuro.
Un abrazo, Rogelio.

Iojanan dijo...

Ese es el problema Isra, que se han dedicado a la política una mayoría incapaz, mediocre y baldía y los pocos honrados, cultos y con capacidad que pueda haber no contrarrestan ni por asomo el peso de los zafios que nos hunden en la mierda que ellos mismos nos ponen.
Un saludo

Atila el Huno dijo...

ReDios!!

Creo que es más efectivo y jode más ir a votar y votar, masivamente, en blanco. Los porcentajes y recuentos les van a dar grandes dolores de cabeza a esos vividores.

Por otra parte, si existe la reencarnación, amigo, espero que te reencarnes en Atila y yo sería gustoso la espada de Marte!!

Salud!

Iojanan dijo...

Gran Atila, tienes razón en que la muestra de desprecio mayor es votar en blanco, pero creo que ya la he ejercido muchas veces para seguir en ese juego, por eso me permitiré, salvo hecatombes, no volver a votar políticos, acaso asociaciones de algo, clubes de tal, grupos y derivados, hasta ahí.
Un grupo de diez Atilas con sus espadas y cabalgaduras correspondientes serían suficientes para cortar las cabezas necesarias. Hagamos una llamada, Gran Luchador.

Jose Antonio dijo...

Siento como si hubiera una pesadumbre, una mala conciencia aún por no votar. Bueno, yo hace bastante que no lo hago y no tengo demasiadas migrañas.

Entiendo que alguien, en vista de unas elecciones decisivas, piense que debe participar aunque sepa que después venga la cuchipanda y el reparto de cromos, de que todo está repartido y que los que están detras de las cortinas son los mismos perros con diferentes collares (así lo marca el negocio).

Pero Iojanan, de verdad, estos dilemas por las !! europeas !!. No hay elecciones más inútiles, a nivel general, y que dentro de no mucho se suprimirán. Y hablando de castas, la europea no es nada manca.

Sí, ya sé, es para darle en los hocicos al del pleno empleo, para atemorizar a Titiritilandia Nostra y demás inútiles subvencionados, pero darle el voto a la otra banda, la de los trajes y la brillantina, y a nivel político (decir intelectual sería una blasfemía) más mariconplejines que nunca, y encima con el tapado, el repelente niño vicente Gallardón, destruyendo y destripando nuevamente la ciudad...

Yo recomendaría pasear por la ciudad, comprar la prensa para pasar el rato, o mejor, tomarse unas cañas en el bar ese que pone un buen aperitivo y que también dispone de la prensa, comprar un libro, o un vídeo, o descargárselo para joder a Teddy y los Buitres, llevar a la parienta y a los enanos explotadores a comer, echarse la siesta, ver una de cowboys, si te deja la plebe enana, enfin, dejar de pensar en todos esos cafres políticos porque al día siguiente, durante toda la semana y más, te contarán lo que ha pasado hasta hartarte.

Y es que a mí, esto "de la representación y del servicio" (que además no he solicitado) me mosquea ya tanto, que no me fio ni del representante de la comunidad y de sus "obras".

Como decía un famoso grupo con mucha pluma de hace unos años ( Frankie Goes To Hollywood): Relax (Don't Do It)

Jose Antonio dijo...

Una cosa además.

No hagan las sandez preconizada por ese viejo soberbio y narcisista estalinista antisemita, Saramago, "lo de votar en blanco".

Vaya sandez, ¿para qué demonios ir a votar? ¿para que ese engreído y autoproclamado santo laico se crea aún más un profeta? ¿para qué su voto lo rapiñen y lo reeinterpreten y utilicen los listos de siempre para auparse ellos también al sistema político de castas ?(p.ej: ERC, menudos revolucionarios de restaurantes de 3 tenedores, de coches tunelados, de buenas moquetas y de caros lujos)

Atila el Huno dijo...

Hombre, Jose Antonio!!, votar en blanco no es una sandez. Es la máxima expresión de desprecio que podemos dirigir a los políticos y su juego.
El que la gente no vaya a votar a ellos les da igual y encima lo justifican porque haya hecho un buen día para ir a la playa.
Pero que haya una alta participación y encima un elevado porcentaje de votos en blanco les toca los güevos. Es una forma activa de censura política.

ANA dijo...

Iojanan y todos tus amigos: parece que voy a "dar la nota" entre todos los comentarios que han escrito. Lamentablemente no sé qué es lo que se está por votar allí, así que no sé si cuadra lo que voy a escribir. Creo que la política ha sufrido en todo el mundo la peor de las devaluaciones, hemos perdido la fe en nuestros representantes, lo que significa que hemos votado mal, que hemos elegido mal cuando nos tocó, Y ES CULPA NUESTRA. Si ellos fallan es porque primero fallamos nosotros. En mi opinión no hay actividad más importante que la política, ninguna. Es la única que se dedica a mejorar el bienestar de los pueblos. Debemos estar agradecidos por el privilegio enorme que otros pueblos desgraciadamente no tienen. Entonces ¿cómo no aprovecharlo? Si no estamos conformes con lo que hay, involucrémonos más, o por lo menos votemos a los que aún no nos han defraudado. Seguramente debe haber gente nueva con ideales y si no son conocidos empecemos a promocionarlos con nuestro voto. Pero jamás no votar o votar en blanco, hay pueblos que dan la vida por tener la posibilidad de votar y elegir. No votar o votar en blanco los castiga a ellos y también a nosotros, en fin, yo voto lo mejor que hay aunque seamos muy pocos, seremos más si nos involucramos. Saludos a todos y un abrazo, querido amigo.

Jose Antonio dijo...

Hombre Atila, rey de los hunos, el que nadie vaya a votar les "desprestigia" tanto como el voto en blanco", o sea, y según tú acertada impresión, "les toca los güevos"... !! más bien nada !!.

¿Censura política? Lo que harán dentro de poco es facilitar el proceso de elección, vía por ejemplo Internet desde su casa, porque saben perfectamente que a mucha gente lo de ir expresamente a votar cada vez les cuesta más y consideran que lo obtenido por ciertos engorros no merece la pena (dejo fuera a militantes y relacionados directamente con la subida al poder de su opción, o sea, potencional subvencionados).

Mira, todo degenera, y en la política lo "del servicio" ya no cuela, porque se ve a la legua que esta es una casta endogámica con cada vez más relación con ciertos poderes económicos (y la prensa correspondiente) a los que aquí, sorprendentemente, nadie se les ocurre llamar lobbys.

Y la única solución son "fenómenos" como el de Obama, que tratarán de repertirse cada vez más (a la fuerza ahorcan). "Desconocidos" del aparato que, "de pronto", se "revelan" y son apoyados por toda la organización del partido y su campaña mediática adosada, etc... Y esto es así porque la política, el poder económico y la corrupción, hace ya tiempo que es una realidad inevitable e ineludible. Quizá hasta que se pongan ciertas límites(lo dudo), pero costará mucho por que la resistencia de la casta a perder sus chollos sera monumental.

De verdad, yo ni siquiera me planteo tocar los huevos a nadie, cada vez conocemos más como funciona el tema político, lo que no soporto es que se adorne encima con falsos prestigios, servicios y dedicaciones encima inatacables e inexpugnables. Bueno, excepto para la propia lucha política, como es el caso de la exposición de la corrupción ante la cercanía de las campañas electorales.

Ya sé que la mezcla y la confusión del interés privado y público siempre está presente, pero coño, que no me cuenten milongas que sólo forman parte de una más que evidente mentirosa e hipócrita jerga profesional política (todo se retroalimenta: la prensa da publicidad a la política, está les devuelve el favor, y detrás de todo grupos económicos que dominan a los dos primeros).

Respecto a Ana, que nos descubre "que hemos fallado nosotros" y que "la culpa es nuestra", creo que está perdiendo su tiempo. Su vocación es la política, y la respeto por ello, pero en este espacio está perdiendo su tiempo y su dinero. La política es una profesión y su ejercicio también consiste en fichar por la mañana (estar en el partido), y más que en otras profesionas, realizar el meritoriaje de rigor y tratar de apuñalar al mentor cuando aparece la oportunidad.

En resumen, sólo merece votar, y tapándose la nariz visto lo que hay, en las cuestiones u ocasiones sumamente importantes, y no son nada numerosas. Y desde luego no para las europeas.

Termino con un sorprendente extracto de un artículo de hoy de un más que conocido ideólogo del diario El País, Pradera, quizá en un sorprendente rasgo de sinceridad:

"La vocación política puede terminar siendo una profesión especializada, dedicada -dentro de la división social del trabajo- a cubrir puestos retribuidos en los aparatos de los partidos y a desempeñar cargos remunerados representativos o de libre designación dentro de la Administración central, autonómica y municipal. Además de una eficaz burocracia pública, el sistema democrático necesita partidos capaces de cumplir las tareas fijadas por el artículo 6 de la Constitución: es obvio que los partidos no podrían realizar esas funciones sin afiliados que las llevaran a cabo profesionalmente".

¿Más claro?

ANA dijo...

José Antonio: Claro que la política es una profesión, los políticos son hombres comunes no santos, pero está en nosotros elegir quien la va a ejercer mejor, esa es nuestra responsabilidad. Lo que hay es lo que nosotros ponemos, por eso es justo decir que los pueblos tienen los gobiernos que se merecen. ¿Quien otro si los votamos nosotros? Desgraciado aquel que ni siquiera tiene la posibilidad de elegir. Si el mundo va a mejorar o no dependerá de lo que cada generación hace y no es necesario participar activamente en política, aunque política hacemos todos cuando aceptamos, protestamos o combatimos, pero no necesariamente hacemos de ella una profesión. No importa qué recompensa tenga cada generación, si verá el fruto de su esfuerzo y preocupación, basta con haber aportado su parte para un futuro mejor. No pretendamos arreglar el mundo, sólo no ignorar lo que nos tocó. Cada persona -sobre todo los que podemos evaluar mejor porque tenemos más acceso a la información- tiene la misión de aportar al bien común opinando y favoreciendo o denostando a quien lo merezca, hasta que logremos entre todos elegir a los mejores para que nos gobiernen. Por supuesto que muchas veces nos enojamos por las malas elecciones que hicimos, pero lo superamos y empezamos otra vez formando con nuestro voto los mejores políticos. Esto no es utópico, se trata de hacer lo que podemos y no quejarnos por lo malo que recibimos si permitimos que nos ocurriera cuando la decepción nos anuló como animales políticos que somos. Cuando Iojanan grita nos despierta a todos de nuestro letargo, pero a mi me incita a la lucha no a la rendición.

García Francés dijo...

Muy interesante el debate, amigo D. Iojanan.

Los que tenemos cierta edad tenemos un respeto reverencial a no votar o a botar en blanco.

Es como si después de estar tantos años sin poder votar nos perdieramos algo importante.

Como D. Rogelio, seré pragmático a la hora de votar.

Mi hermanito Daniel Mordzinski

De crío quería ser fotógrafo de Paris Match. No lo logré pero, si publiqué en esa revista un reportaje de Manuel Benítez, el Cordobés, en una fiesta campera. Por una apuesta el torero hizo de limpiabotas para sus amigos. Fue una exclusiva, publicada en Blanco y Negro y en Paris Match.

Luego, desarrollé mi vida profesional en El País, rodeado de los mejores fotoperiodistas de España. Pero, a diferencia de otros que lo ansían desde niños, nunca deseé ser lo que he acabado siendo. Escritor.

Mi amigo Daniel Mordzinski, un argentino genial trasplantado en Paris, supo desde el principio que deseaba ser fotógrafo para retratar escritores. Hoy, muchos años después, ha triunfado el trabajo, su talento y, por eso, es el mejor especialista del mundo.

Hace poco tuve la suerte de que me retratara en Paris. En el Jardín de las Tullerías, al atardecer. Mi admiración por el arte de este ser entrañable no tiene límites. Lo adoro.

Posé para él sintiéndome orgulloso y tímido. Feliz de estar al otro lado de esa cámara. Y tú, ¿qué quieres ser de mayor?

Mi hermanito Daniel Mordzinzki

Atila el Huno dijo...

Hola Ana!!, encantado de leerte!!

Verás, es que por aquí, como ves, estamos un poco hartos de ese sistema de partidos-secta que tan brutalemente ha descrito Jose Antonio. Aquí no existen las listas abiertas, en las que SÍ que te podrías equivocar al elegir a tu representante. Los partidos-secta presentan listas cerradas de candidatos. Esas listas están formadas, desde hace años, por los más ineptos pero buenos lameculos (Atila, modera tu lengua!!), de modo que sólo existe la opción de votar siglas. Ya no queremos más potaje de ese. No obstante coincido contigo en que al menos hay que presentarse en la urna y echar un sobre, pero no podemos seguir alimentando ese sistema de partidos sectario y cerrado, alejado del interés público y tan cercano a la corrupción.
Los ciudadanos no tenemos opción para obligar a los partidos a abrir sus listas, la iniciativa popular aquí es inoperante por mandato constitucional. De modo que Atila ha optado por la insumisión "electoral" y la ejercerá votando en blanco.

Un abrazo digital!!

Iojanan dijo...

Veo que la distancia entre criterios no es tan larga, lo que aprecio es que los que creen todavía en el voto, del color que sea, caso Atila, el Sr. García Francés y Ana son de natura optimistas, yo en este caso me uno a Jose Antonio, soy un total descreído y si hay algo en lo que creo es en la perfidia de estos mismos políticos, eso lo creo a ciegas y es lo que me diferencia en esencia. No creo en la buena fe y no creo que los votos sirvan para algo que no sea encumbrarlos más en sus pedestales de mierda, con perdón.Todo lo demás es tener buena fe y seguir teniendo esperanzas en cambiar a los irreductibles. Saludos a todos

ANA dijo...

Gran Atila, lo mismo digo, me encanta encontrarte aquí :) Este comentario va también para mi amigo Iojanan.
Conozco el tema, en muchos países los vivillos de siempre, o sea, los políticos (con "P" de "pu.." o "pros......"), -ANA se modera- jajajaja, pueden pelearse por muchas cosas, menos por cambiar el sistema de lista única donde ponen a quien se les canta. En eso todos están bien de acuerdo, no se proponen mejorar esa parte del sistema, ponen a los sumisos, a los que les sirven y a dedo. Escribiste: "la iniciativa popular aquí es inoperante por mandato constitucional". ¿Qué significa? ¿Que no pueden cambiar la constitución? ¿Que la constitución dice que las elecciones se DEBEN realizar con lista única? Pues la constitución está hecha por hombres, no es una ley divina, y hasta esa se ha cambiado para bien en muchas religiones, se ha dejado de lado lo que no servía y se han quedado con lo mejor. (Y mejor no hablemos de quienes no lo han hecho, a esos se los tragará la historia.)
Si ese es el caso, que es un mandato constitucional, entonces hay que cambiar la constitución, y quizá una buena forma sea votar en blanco, que es un voto de protesta. Ahora bien, estos pillos, en algunos países han eliminado el conteo del voto en blanco, no sé como es allí. O sea, no se sabe cuántos son y deja de ser una manifestación de protesta.
Queda la única opción de mirar bien y no dejarse vencer, DEBE HABER ALGÚN MOVIMIENTO o partido político que represente la honestidad y la decencia al servicio de la política, puede que sea muy pequeño hoy pero depende de la gente que pueda crecer. Porque cuando en un blog como éste TODOS ESTÁN DE ACUERDO en no votar es evidencia que hay muchos más que piensan lo mismo.
Este mundo está lleno de locos (ignorantes y banales) y pocos locos (idealistas y decentes), PERO LOS HAY, sólo debemos encontrarlos.
Tengo la convicción que los grandes cambios de este mundo, para bien o para mal, lo hicieron los delirantes, no los cuerdos. Tampoco los pesimistas ni los que se borraron, sólo los que tenían una fuerza interior superior a la razón. Desde Moisés que volvió de 40 días o años o lo que sea y trajo la tabla que cambió la historia de la humanidad, ¿como pensás que volvió después de pasar hambre y sed en el desierto? Debía estar en pleno delirio (con perdón de los creyentes, no tengo ánimo de ofender) aunque de los buenos, pero loco al fin.
Ningún cuerdo produjo grandes cambios históricos. Y seguramente allí y en muchas otras sociedades habrá quienes se embarquen en la tarea de reformar la política, la constitución y cualquier cosa que sea necesaria para aportar al bien común. Una tarea de locos, jajajaja, pero que depende de todos nosotros a la hora de votar. ¡Por suerte nuestra sociedad nos permite hacerlo!
Finalmente, busquemos a esos locos que pugnan por ser acompañados en la difícil tarea de hacer el trabajo profesional de la política con la ética necesaria para seguir avanzando, seguro que están tratando de que los escuchemos, eso lo que nos toca a nosotros, descubrirlos y acompañarlos, no es demasiado trabajo si no somos políticos, sólo votantes.
Un abrazo, Atila, larga charla para darnos ánimo.

Atila el Huno dijo...

Ana!!, es cierto, la pasividad sólo conduce a la desidia. Los cambios necesitan movilización y pasión. Pero no sería la primera vez que el Poder frena esas iniciativas.
En España la Iniciativa Popular está restringida a determinados ámbitos. Imposible modificar puntos fundamentales mediante el ejercicio de la misma. Por otro lado los partidos mayoritarios, por razones evidentes, no quieren ni oir hablar de cambios en el sistema electoral. Nos tienen bien atrapados en el redil.
El voto en blanco sigue puntuando aquí!!, menos mal, y sigue fastidiando los porcentajes de los partidos mayoritarios.
A veces, en realidad muchas, me parece que deberíamos hacer como nuestros valientes tatarabuelos y echarnos a la calle...para echarlos a la calle. Pero hemos sido muy bien educados en la abundancia capitalista, en los valores democráticos de la paz y la no violencia y en el peligro satánico de la Revolución.
Y eso es precisamente lo que necesita este ciclo que ha llegado a su fin, una Revolución...pero estamos tan agustito viendo el fútbol y los programas del corazón...que a ver quién se mueve del sillón!.

Ea, ánimo, yo seguiré echando mi papeleta en blanco hasta que encuentre a esa gente que tú dices que hay...en alguna parte.

Jose Antonio dijo...

Lo siento, sé que todo se basa en relaciones de poder, pero su búsqueda descarada por parte de algunos bajo la máscara de la representatividad, en cualquier actividad, cada vez me da más urticaria.

Por otro lado, Ana ya "no solicita santos que la representen", pero el problema es que "los pecadores" a elegir se basan cada vez más en la parafernalia más falsa y estupida que ha existido, esa que "no conduce a la desidía" sino a un "borreguismo creativo y acrítico".

Hemos pasado del famoso programa, programa y la ridiculización del personalismo del sistema americano, a su posterior adopción sin ningún tipo de escrúpulos, como de todo su marketing electoral, y al imperio de esos cuatro eslogan repetidos hasta la extenuación y cada vez más vacíos o genéricos para que posteriormente, en el gobierno, no comprometan demasiado y sean extensibles y maleables como un chicle.

No nos engañemos, salvo los implicados directamente en los beneficios derivados de la política, cargos, correveidiles, subvencionados, etcétera, la gente suele votar o bien por identificaciones primarias (soy de buena familia así que..., quiero parecer progresista así que..., soy moderno así que..., soy kiko o sea que...) o bien a la contra, es decir, votando en contra de alguien más que a favor de alguien.

Como dijo alguien, FG, "voto en blanco, abstención, lo importante es que no compromete y su sentido y rendimiento es maleable". Yo ante esto, prefiero pensar mis cosas, por lo que insisto, sólo se debería votor en elecciones que implicarían decisiones problemáticas o más o menos trascendentales. ¿Pero estas europeas?

¿Y es que algún ingenuo aún desea votar para promover cambios sustanciales en el sistema socio-económico (ahora con la crisis tendrían al menos motivos)? Lo único que moviliza el voto en la mayoría de las elecciones son las identificaciones, los votos a la contra (con ambos, la campaña electoral casi es prescindible) y las argucias y lemas electorales de cada elección, es decir, el discurso político de combate que domina cada elección (algunos son constantes, como la recuperación de una identificación con la Guerra Civil, la Iglesia, etc..). Acaso no se han dado cuenta que los lemas electorales tienden cada vez más a los monosílabos, a frases de tres palabras: Yes we can.

Un guru del marketing político americano de los demócratas (¿Latoff?) insistía en un famoso libro de marketing electoral en la necesidad de imponer esos temas o eslogan preferentes a nivel del discurso público, o sea la prensa y los medias, para poner al contrario a la defensiva, obligándolo a discutir de un discurso que le es ajeno y dejar por lo tanto en segundo lugar el suyo propio, que obviamente le favorece.

Y por supuesto que esos temas no inciden en ningún gran cambio en el sistema, en la distribución del poder, etc, sino que tienen preferencia por las llamadas "guerras culturales": eutanasia, ampliación del aborto, memoria histórica, laicismo..., y todos esos temas no enfocados constructivamente, para llegar a un consenso, sino como armas arrojadizas contra el rival.

El sistema democrático occidental es desde luego el mejor sistema, y yo no pretendo prescindir de él, pero no ver los males que le azotan en lo que respecta a la falta de exigencia y responsabilidad de los representantes (en sus diversas áreas políticas, judicial, administrativa, local, etc...) y la extensión de la corrupción en particular en esos sectores representativos, es hacer el avestruz.

Y por supuesto, el problema no es "las malas elecciones que a veces realizamos", sino las increiblemente malas opciones que se nos presentan y entre las que supuestamente "debemos elegir" Sí o Sí.

Pues va a ser que NO.

Jose Antonio dijo...

Un ejemplo práctico: el oasis catalán.

Todos los partidos principales se mueven en un eje común: el catalanismo, es decir, la defensa descarada de los intereses económicos y políticos de la elite local y de su mantenimiento y consolidación (en las demás autonomías más de lo mismo, pero en general más rusticamente).

El espacio de debate: una prensa y unos medias absolutamente fieles a ese ámbito común o religión política oficial, así pues totalmente acríticos, o mejor, ciegos, sordos y mudos cuando se tocan temas tabús que afectan a ese je comun, como la corrupción. Además de profesar todos ellos la misma religión oficial, depende económicamente de las subvenciones del poder, así que la rebelión ni se la desea ni se la espera.

Y por encima de todo ello, la estructura económica que rige, consolida y mantiene toda esa estructura o tinglado, con un elemento central: La Caixa

¿Y ustedes piensan realmente que esto se podría cambiar con votos en blanco?

Sinceramente, hay demasiadas cosas que hacer, y si realmente quieren hacer algo tendrán que entrar ahí, en el tinglado, y ya dentro, la memoria empieza a fallar y lo que uno quería queda en....

Pero ya les digo, es una profesión como otra cualquiera y algo hay que hacer, pero al menos no me cuenten "hazañas bélicas"

Atila el Huno dijo...

Verán Ustedes, es que yo soy español y mi abuela me enseñó un refrán muy castizo de por aquí que reza "El que calla, otorga".
Mi orgullo no podría soportar que en la tele dijeran que hubo una abstención del 60 % porque hizo un día magnífico para ir a la playa o al campo.
Y sigo firmando iniciativas populares, aunque finalmente resulten inútiles, porque no quiero que mi silencio se convierta en desidia.
Como bien decía Ana, todo es mutable en política, la historia lo demuestra, pero esos cambios exigen la implicación de la gente. Refunfuñando, entre dientes desde el sillón de casa o desde los blogs, sobre las miserias de la cosa púbica no se consigue nada.
Aproximadamente el 60 % de la legislacion europea es de obligado cumplimiento en los paises miembros. Parece que sí nos afecta.
Y sí, estoy convencido de que un 60 % de votos en blanco afectan. Y sí, estoy convencido de que un 60 % de abstención se la pasan por donde yo os diga y que está más o menos donde la espalda pierde su buen nombre.

El que calla, otorga.

ANA dijo...

No te "moderes" Atila, me encanta leerme cuando escribís, así se cambió y se cambiará la historia, somos muchos más que dos. Un abrazo.

ANA dijo...

Para mi querido Iojanan y Atila, otro más que sumo.

"NO TE SALVES"

No te quedes inmóvil
al borde del camino
no congeles el júbilo
no quieras con desgana
no te salves ahora
ni nunca
no te salves
no te llenes de calma
no reserves del mundo
sólo un rincón tranquilo
no dejes caer los párpados
pesados como juicios
no te quedes sin labios
no te duermas sin sueño
no te pienses sin sangre
no te juzgues sin tiempo.

Pero si
pese a todo
no puedes evitarlo
y congelas el júbilo
y quieres con desgana
y te salvas ahora
y te llenas de calma
y reservas del mundo
sólo un rincón tranquilo
y dejas caer los párpados
pesados como juicios
y te secas sin labios
y te duermes sin sueño
y te piensas sin sangre
y te juzgas sin tiempo
y te quedas inmóvil
al borde del camino
y te salvas
entonces
no te quedes conmigo.

Mario Benedetti
(poeta uruguayo)

Atila el Huno dijo...

Nunca mejor dicho, Ana. El poeta sabe. Y ahora silencio...y a pensar.

Salud!

Jose Antonio dijo...

Déjenme que me lo piense:

¿Atila, el huno, "muy español"?

¿El que calla otorga, y el voto en blanco, "afecta"? A veces, hasta las historias de los abuelos no dicen necesariamente la verdad, son eso, historias para los nietos.

¿"La poesía es un arma cargada de futuro" (Celaya)?

De todo esto se desprende una gran equivocación. De dice "sigo firmando iniciativas populares". Perfecto, aquí estabamos hablando en primer lugar de unas elecciones europeas, cuyas previsiones en toda Europa, no sólo aquí, apuntan a una participación que no superará el 50%, y por extensión a buena parte de las elecciones generales que se nos presentan, ante las opciones disponibles.

Respecto a las opciones entre el voto en blanco y la abstención, no sé si se trata de ponderar su efectividad a la hora de producir cambios o su mayor o menos carácter crítico.

Cuando se vota en blanco, en primer lugar se entra dentro del sistema político existente, es decir, listas cerradas y partitocracia, sólo se reseña que no se está identificado con ninguna de las opciones presentadas. En resumen, queda reflejado un Sí al sistema de partidos actual y un No a las opciones presentadas y sus programas en esa elección.

La abstención reseña tanto un No al sistema de partidos actual como a las opciones presentadas, y siempre recalco, aunque no parece ser entendido, que siempre hablo de elecciones particularizadas (aunque sean muchas), no de una abstención genérica y constante, y de un regreso a la vida eremita.

El tema así pues esta bastante delimitado, no es genérico, y en todo caso sólo se apuntan ciertas ideas de como la búsqueda del poder y su logro, en numerosos ámbitos, genera habitualmente en los "culpables" electores (según algunos) automáticas decepciones, más evidentes hoy en día por el hecho de que casi tiene una plasmación mediática (en los medias y en otros soportes), por lo que los prestigios son cada vez más complicados de sostener.

Se habla de movilización, pero no se quiere observar como ciertas movilizaciones, siempre un ejemplo vivo y positivo según se dice, no son nada espontaneas, son promovidas desde los ámbitos del poder.

¿Acaso piensan ustedes que Obama es un outsider? La clase política de Chicago es conocida como una de las más corruptas de EEUU, y es allí, con apoyos ahí dentro, cómo si no, como surgió y creció Obama. ¿Un ave raris, un extraterrestre, un revolucionario? Quizá, pero no desde luego la inocencia personificada

Ya que les gusta como a mí las citas, me permito dejarles dos:

"Si queremos que todo siga como está, es necesario que todo cambie" (Gatopardo, de Lampedusa)

Y ya que están poéticos, un poema de Jon Juaristi, miembro de una familia nacionalista vasca, y que en el desengaño por esos ideales y por la situación en el Pais Vasco, construye un poema que también puede ser leído y aplicado a otros desengaños, que afortunadamente no requieren de semejantes actuaciones, aunque realmente sea un alegato a la perdida de la inocencia e inclusive puede ser leído como una respuesta a Benedetti:

SPOON RIVER, EUSKADI (1987)

¿Te preguntas, viajero, por qué hemos muerto jóvenes,
y por qué hemos matado tan estúpidamente?
Nuestros padres mintieron: eso es todo.

PD:
Es evidente, que el papel de "padres", dentro del objeto de nuestra discusión, puede llegar a ser muy extenso

Jazmin dijo...

Mecho un poco.
Creo que quizás lo que hay que tener en cuenta es que cuando uno no ocupa el lugar que tiene (porque lo ganó o se lo dieron), otro lo ocupa.
El voto es la única oportunidad que tenemos de hacer la diferencia, para los que no participan en los partidos. Si no votan... otros lo harán por ellos.
En Argentina el partido gobernante ha propuesto la "candidatura testimonial" en donde el candidato, al ganar, renuncia y deja el puesto... vaya uno a saber quién (bueno se supone que al que sigue en la lista sábana). Eso y decir que no importa a quién voten, es lo mismo.
Es una vergüenza.
Slds
Jazmin
de San Telmo

Iojanan dijo...

Sabio debate...

Nicolau dijo...

Buenas Ionajan, siempre entro en tu blog, aunque a veces no comente nada. Quizás es que no tenga nada que decir.
Creo que a todos estos políticos les da igual nuestra abstención, yo en el referéndum último de la UE, voté NO, ni me acuerdo para que era. También creo, que a nuestros políticos les da igual que se produzca mucha abstención, al final se ríen de nosotros, todos celebran sus éxitos igualmente, haya o no haya abstención, al final todos ganan, la verdad no sé como se las apañan. ¿Por qué lo celebran? Pues porque saben que tendrán unos sueldos altísimos, encima creo que ni pagan impuestos, tienen coches fabulosos, grandes casas, sus hijos acuden a colegios de élite, y reciben tratos especiales, al igual que regalos o prebendas. O sea, que no quiero ni calcular cuanto nos sale mantener a un eurodiputado anualmente, seguramente por más de 1 Millón de Euros. Entonces, si a esto último le añadimos el despilfarro que hay en nuestro país, al final acabamos por dar casi toda nuestra renta a financiarlos, y el dinero que debería ir a parar a los procesos productivos, que son los que generan riqueza, se queda en financiar los sueldos de todos estos políticos parásitos de la sociedad. Pobre de nosotros, siempre desvalidos y desprotegidos ciudadanos.
Shalom.

Lille Skvat dijo...

Si no quieres votar y crees en la democracia como dices siempre puedes hacer tú tu partido y ver cuántos te votan a ti. Claro que es más fácil criticar a todos los políticos y meterlos a todos en el mismo saco...

Saludos,

Lille Skvat
http://lilleskvat.blogspot.com

Iojanan dijo...

No, Lille, si creo en la democracia y no voto es porque me da la gana de hacerlo , no ofendo a nadie con ese acto y así les hago ver que son unos corruptos la inmensa mayoría y unos incapaces.Evidentemente no todos, pero no serás tú el que me diga que hacer con mi voto y mi opinión, ya tenemos bastantes demócratas de carné de sindicato y de partido.Saludos