13 septiembre, 2008

No nos equivoquemos : Primero Israel, luego Europa


Laurent Booth es cuñada de Tony Blair, y arquetipo del pensamiento de " conciencia tranquila para esta noche".
Evidentemente podría ser la portavoz de esa izquierda amparada por fortunas personales importantes o por límites intelectuales preocupantes. Esta mujer se ha hecho acreedora de un pasaporte palestino, que enseña con gran orgullo. Hasta aquí todo bien. Pero vocifera a todo el que quiera escuchar, que los palestinos están encerrados en un" campo de concentración"... y para esto dos cosas, o hay que ser totalmente inepto o, sencillamente, es una gran cerda.
Aquí caben las dos. Es inepta porque no hacen falta dos dedos de frente para saber que el pueblo palestino está financiado desde hace muchos años, tanto, que es el primero per cápita de todas las ayudas que se mueven por este mundo y por lo tanto receptor de miles de millones de dólares y ante ese demoledor dato no hay alternativa sino pensar que los dirigentes palestinos son unos ladrones, además de criminales, porque exponen, a sabiendas, a sus niños a la ignorancia y al peligro que supone una confrontación, por otro lado buscada desesperadamente,contra el ejército de un país democrático; o la segunda, que es una cerda que busca la criminalización de Israel, que sólo pretende defenderse y que aplica el derecho que le corresponde como país independiente que es. Si quiere cerrar sus fronteras las cierra, así de sencillo.

Pero estos de la izquierda, tan tentados a practicar el" buenismo", es decir, el acto de caridad de conciencia diario a cambio de que no les molesten mucho, se equivocan de forma ofensiva: creen que el problema se acabaría con una Palestina totalmente independiente y un Israel cediendo a las necesidades que eventualmente se les presenten a este nuevo estado, pero es un error imperdonable que costará muchos centenares de miles de muertos porque el islam no quiere eso; aunque por lo pronto el objetivo primero es acabar con el estado israelí, una vez acabado esto los pretextos serán otros, nadie lo dude, será que Bulgaria fue musulmana, que España también, que Italia es el centro de los impíos...que...que... . Este es el fin último de los que lloran ahora por un estado palestino, y mientras los canallas musulmanes, los que lo sean, pero son muchos, pretextan que Israel es un país impuesto, los otros, los tontos útiles europeos les hacen los trabajos sucios, allanan a la prensa, a la opinión pública y someten a los estados que , presuntamente democráticos, ceden un día sí y otro también al empuje de lo fascistas, pero con rostros europeos.
Mas necios no caben en este cielo. Pero llegará el día que los " buenistas" se caigan del nido, será tarde ya, pero al menos quedará la postrera satisfacción de comprobar la cara de imbéciles que se les quede. Es un último placer.

6 comentarios:

Jose Antonio dijo...

"sencillamente, es una gran cerda."

Talante, por Dios, un poco de talante.

No se trata de eso. Esta aburrida, y tiene un alto concepto de sí misma, y no me pregunten por qué. Su hermana es famosa y ella también debería serlo, porque incluso parece más atractiva.

¿Y donde y como encontrar hoy en día cierto reconocimiento y estima, y que de paso se olviden tus fútiles aventuras en busca de publicidad y de fama gratuita sin "mayores motivaciones sociales"?

Pues siendo progre. Es un salvoconducto esplendido. Pero como nuestra ínclita quizá tenga que hacerse perdonar su cabeza de chorlito necesita un paso más, un grado más.

¿Y cual es el culmen de la progresía andante? Ser propalestino y antisionista.

No se trata de ideales, ni de los palestinos, estos siempre son un mero pretexto. Lo importante son los judíos. Ellos son los protagonistas morbosos. Sin ellos, los palestinos tendrían muy poca gracia a los ojos de estos "desfacedores de entuertos sionistas".

Entonces, recapitulemos. Se trata solamente de vanidad, de búsqueda de notoriedad, y por el lado menos ajetreado intelectualmente. Y también está ese fondo que permanece entre las sociedades europeas desde hace muchos siglos. Y además la Shoah cansa y resulta aburrida.

Esta sociedad de la información necesita noticias nuevas y caras nuevas. Así pues, los hechos y las certidumbres no pueden ser permanentes. El malo también tiene que poder ser bueno, y el bueno ser muy malo. La maldad atrae, y la bondad repele. Se sabe además que tampoco satisface y no te vuelve más interesante, ya nadie te aclama por ella salvo si formas parte del gremio de los famosos y los periodistas no dan cuenta de tus pasos (entonces pasará a llamarse "solidaridad"). Insisto, se convierte en aburrida.

Mallarme decía: "he leído todos los libros y la carne es triste".

En esas estamos. Cansancio y decepción de sí mismos, pues, quién mejor que uno para conocer tus propios defectos y ruindades.

Vanidad, decepción, aburrimiento y necesidad de paliar todo esto renovándose (reinventándose), aún más en una sociedad donde la juventud, su apariencia, es un elemento indispensable.

Y también es por eso que el chador resulta tan atractivo para algunos, incluso estéticamente, supone rozar, coquetear más bien (la moda, temporal como es, es la más sustancial ideología), con una esfera supuestamente "más espiritual" (o con aún menos luces). Aquellos que ya han vivido casi todo o creen haberlo hecho, vanidosos que son, y, por supuesto, sin ningún tipo de sustancia o provecho, necesitan ahora experimentar aquello de lo que siempre han estado tan alejados, necesitan experimentar la sumisión.

PD.

La noche en blanco se aproxima y los madrileños se preparan para tomar las calles y demostrar a los demás y a sí mismos que todo no está perdido, que siguen siendo gente interesante con grandes inquietudes culturales, a pesar del resto del año. Fachada y pantomima.

Iojanan dijo...

Estimado Jose Antonio, tu pensamiento merece un altar. Regalame la pluma que has utilizado para escribir.Saludos.

Chess dijo...

Lo que está claro que ahora vivimos con un caballo de troya en nuestras fronteras: la política de puertas abiertas a inmigrantes, y la postura de la casi mitad de los occidentales que hacen postulados sobre Israel creyendo que nada va con ellos.

Que una vez terminados con los judíos llegará la paz. Y la paz no llegará nunca, porque el islam sólo quiere expandirse y neutralizar a todas las religiones o culturas con las que conviven.

Un saludo.

Iojanan dijo...

Chess, esa es la verdadera mentira, el islam quiere hacer ver al mundo que el problema es Israel, que allí en esas tierras sólo pueden haber musulmanes y el resto del mundo se lo cree a pies juntillas. Ellos no consienten que en los alrededores de su finca nadie se instale. Israel es sólo el pretexto.Todos lo sabemos, menos los políticos europeos y su democracia de VISA platino.
Un saludo cordial

ANA dijo...

IOjanán, sabés bien que esto me lo tomo muy en serio, pero es que me hacés reír a carcajadas. Y viene bien entre tanta estupidez, ahhh... los intelectuales... pero eso de cerda... jajajaja

Iojanan dijo...

Ana, lo de cerda va en línea directa con su pensamiento, del todo sucio y lo que es peor, queriendo manchar la verdad. Asi visto, tal para cual, creo que le viene a la medida.
Saludos para ti.