14 mayo, 2008

¿Cual fue la trampa?

Sesenta años, menos que la vida media de una persona, hace sesenta años. Israel, que siempre ha existido, desde que hay memoria, desde que se escriben textos, desde que el hombre deja su impronta por medio de grafías, se hace realidad política; algo que no hubiese hecho falta hace ochocientos años, o mil, porque entonces el concepto de los estados era diferente, las fronteras eran meras conjeturas, hace mil años se podía ir a la tierra de Israel, entonces no había musulmanes que se ofendieran, ni Europa era una configuración política, ni los Norteamericanos eran los enemigos a batir por una izquierda o derecha. Israel siempre existió, hace dos mil años los romanos bien lo sabían y no lo ignoraban, los babilonios, asirios, egipcios, hititas y tantas culturas que hoy ya no están vivas sino su legado, Israel, el pueblo de Israel sigue adelante. Con luchas, con muertes, con diferencias, alguna vitales respecto a esas culturas, todas politeístas, salvo Israel, que traía un mensaje nuevo, revolucionario, conmovedor . Si, hubo entonces muchas muertes, pero eran muertes que entraban en la comprensión de la época, las gentes morían fruto de guerras, enfermedades, hambrunas, miserias, no eran muertes selectivas, tal como el pensamiento moderno ya empezó a hacer.
Llega el islam, y todo cambia en el mundo, la guerra se convierte en un arma de expansión, los romanos no pretendían territorios para hacer proselitismo de sus dioses, lo hacían para conseguir riqueza con la que sustentar un imperio enorme que precisaba más riquezas para seguir en ese crecimiento y así hasta el infinito o el colapso, así mismo con otras culturas, incluso los primeros cristianos, herederos directos, si no mismamente judíos, luego derivados hacia actitudes en las que ese proselitismo imperaba, pero aún con todo, tendría que llegar el islam para romper con el esquema del mundo conocido, las conversiones a fuerza de sangre estaban a punto de verse como nunca antes sucedió, al menos en ese grado.
Y estamos ya en lo que los romanos denominaron Judea,Palestina, tierras que eran estériles, tierras que habitaban desde siempre ,también, judíos y otros pueblos, pero no los musulmanes, que cuando llegaron abandonaron a su suerte esa tierra y a sus moradores. Israel Se hace políticamente realidad. Hasta ese momento no había estados en la zona, eran tribus que no tenían gobernantes sino los propios jefes de esas tribus. Nace un estado llamado Israel, como el pueblo, al igual que nacieron con poco tiempo de diferencia Siria, o Jordania, o Egipto como países modernos.
Entonces ¿ cual es la trampa ? , la trampa en la que vive Israel es que el territorio en el que desarrolla su existencia y que eran ciénagas, desiertos, pedregales, lugar de subsistencia, se convierte para los musulmanes en objeto de deseo por el simple hecho de ser los judíos los que conforman ese estado y es algo intolerable para esa religión invasora, sangrienta, que está acostumbrada a imponerse a fuerza de crímenes ya no en épocas remotas, sino en un contexto actual, donde las muertes por causas religiosas están fuera de toda lógica. Israel debe ser destruida, ese es el grito de guerra, no tanto porque se instalaran en una tierra que no vale para nada, pero es hermosa, no tanto por lo que dicen que les quitaron, cuando lo que se quería desde el primer momento es compartir, sino porque comprueban de lo que son capaces esos judíos locos, que se acomodan a trabajos que nunca habían tenido en la historia tradición de hacerlos, pero los hacen, cavan la tierra, cuidan animales y convierten de la noche al día ese desierto en un oasis y eso les da miedo y envidia a los musulmanes, sólo es envidia lo que ocasiona sus odios y sus vesanías. Esa es la trampa, hacen creer que es una invasión de su territorio y lo que ocurre es que son impotentes ante tamaño milagro. Esto es Israel, un milagro, el último milagro que nuestros ojos han visto y que no se veía en muchos, muchos siglos.
Somos testigos de un hecho histórico, palpable, de la nada los humanos pueden salir a flote. Es un mensaje eterno, como eterno es este pueblo y esta nación , hoy moderna, pero que siempre existió hasta que hace sesenta años se hizo realidad.¡ Viva Israel! Vivan las utopías realizadas.

6 comentarios:

ANA dijo...

Si... locos y testarudos, condiciones esenciales para convertir las utopías en realidades. Se puede ser capaz, inteligente, trabajador, pero hay que tener un poco, o mucho, de locura para hacer milagros. :-)Excelente síntesis, Iojanan.

Iojanan dijo...

Gracias Ana, y si, comparto tu pensamiento, esa locura necesaria para crear algo de la nada. Saludos.

Sinblancaporelmundo dijo...

Me repugnan las acciones del ej'ercito israel'i contra los terroristas palestinos, pero al menos ellos saben qui'en es el enemigo.

Nosotros no. Nosotros con lamentos y p'esames que no sirven para nada, atacamos a los asesinos.

Hasta cu'ando vamos a soportar los chantajes, las mentiras y los asesinatos de los terroristas? Yo quiero que los nacionalistas sufran tanto como nosotros.

http://sinblancaporelmundo.wordpress.com/2008/05/15/como-corderitos-al-matadero/

Iojanan dijo...

Sin blanca, cual es entonces la actitud ante asesinos terroristas, como estás reconociendo..? Es repugnante lo que hace Israel ante esos asesinos..?
Mejor ponerles la pistola en nuestra sien para que no fallen..? aplaudirles cada vez que maten y jalearlos cuando celebran con fiestas sus asesinatos viles y canallas..?
A ETA habría que ejecutarlos, a los terroristas musulmanes no, me parece que no defines bien tus ideas.

Neguev & me dijo...

Me ha conmovido tu entrada. Simple, sin un solo enlace, dejas claro lo que la celebración e Israel significan para ti

Iojanan dijo...

Neguev, es la razón de un pueblo la que empuja. No hay nada más que leer historia ignorando las presiones políticas musulmanas que actualmente atosigan a los periodistas, que ceden fácilmente ante ellas, seguramente sabiendo que el primer paso del miedo es ese. Pero el miedo es libre, no así la billetera. Muchos,muchos de estos periodistas están comprados, directamente comprados, con el dinero de un petróleo que hace hincar las rodillas a más de tres. Otros emplean ese dinero para otro tipo de utilidades, estos, los musulmanes dedican una parte muy importante al proselitismo, a las buenas o las malas, como siempre han sido.Un saludo cordial para ti.