09 enero, 2008

Sobre Israel


Del blog am-israel-jai.blogspot.com recogo un comentario que me ha parecido lúcido hasta la desmesura, lo remite Anabel y como digo recoge una opinión que , tal como comenté en el blog, merece ser un editorial de cualquier diario serio.


" Yo creo que los lazos de amistad entre estados están siempre basados en intereses, no es como las personas donde hay ¨sentimientos¨, ¨solidaridad¨, ¨afinidad¨, porque somos individuos y hay una continuidad, así y todo hay ¨amigos¨ que también se ¨dan vuelta¨. Los estados tienen permanentemente que elegir quienes son sus amigos y cuándo dejan de serlo porque no les conviene o porque cambian las situaciones, los gobiernos y por ende, las políticas. Los estados no son ni deben ni pueden ser consecuentes con una relación. No hay sentimientos ni valoraciones de por medio que incidan en las conductas que tienen. Sólo hay intereses políticos y mucha vanidad. Tanto Clinton antes como Bush ahora, han tratado de pasar a la historia como quienes han solucionado el conflicto de Medio Oriente que, en mi humilde opinión, no se puede resolver más que venciendo al terrorismo. Si eso se lograra y sólo se logrará por la fuerza, entonces podemos dialogar sobre cómo puede ser la paz.

Pilar dijo, ¨con los amigos se dialoga, a los enemigos se los vence¨, y yo estoy de acuerdo. Por eso hago hasbará, porque tengo la pretensión de aportar información a gente que no la tiene, que ignora completamente la realidad de Israel, porque no sabemos qué necesitará hacer Israel para sobrevivir y debe ser entendido y, si es posible, acompañado. Tengo la pretensión también de demostrar que somos herederos de su cultura y de sus valores, algo que se cae de maduro pero que parece que nadie se da cuenta, nuestra cultura es judeo-cristiana, eso lo dice todo. El antisemitismo tiene demasiada antigüedad como para pretender que desaparecerá de un plumazo, pero es tan absurdo, bajo todo punto de vista, que creo que mostrar quien es el enemigo es la mejor forma de poner de nuestro lado al resto del mundo, hacer sentir que el que está del otro lado es un ignorante y un tipo de pocas luces. Eso avergüenza. Más de una vez te dije que estar en contra de Israel es estar a favor de la brutalidad y el atraso, así son las cosas, informáte quién es un contrincante y automáticamente valorizarás al oponente.

En mi opinión Israel está solo frente a una situación que nadie en el mundo quiere comprender ya sea por miedo y por intereses, pero, prefiero que EEUU diga y obre como aliado y no como enemigo. Después Israel y su pueblo harán lo que les convenga, no creo que Olmert se atreva a hacer lo que nadie está dispuesto a aceptar en Israel. Ya están amenazando con abandonar la coalición Lieberman y el mismo Barak si Omert pretende hacer lo que no tiene ningún apoyo popular. Por eso siempre te dijo que estoy preocupada, porque creo que la mayoría en Israel no está de acuerdo en entregar Jerusalem y tampoco en el llamado ¨retorno¨ o la evacuación de lugares sagrados en Samaria o Judea. Muy distinto a irse de Líbano o Gaza. Lo que hace Israel es ¨hablar¨, habla, habla y habla, pero vamos a ver qué hace.

Abás ya dijo que se está por retirar políticamente y se irá a vivir a un país árabe donde estará a salvo de todas las amenazas que pesan sobre él, con toda la plata que robó junto con Arafat ¿te parece que con él se puede hacer algún acuerdo? Si nosotros entendemos esto, ¿no lo va a saber Israel?

A mi no me preocupa que Bush vaya a Israel, eso no compromete a los israelíes y Olmert no puede hacer por las suyas lo que no tenga el apoyo de la Knesset, necesita el 80% de los votos, si no me equivoco, para hacer lo que Bush pretenda, ¿de dónde los va a sacar? Pero es bueno que vaya, que vea qué es Israel, no hay nada como ver algo con los propios ojos, la experiencia de pisar suelo israelí es una sensación que penetra en los huesos, cuando se ¨siente¨ y, sobre todo, se compara con lo que hay a su alrededor, y no sólo me refiero a Gaza, Judea y Samaria sino a todos los estados árabes que lo circundan, es muy difícil que lo condene a la posibilidad de ¨perder¨ todo lo conquistado con esfuerzo y sacrificio para ayudar a un pueblo descerebrado como los árabes palestinos que, como todos los árabes, la paz no está dentro de sus aspiraciones sino el dominio de todos los que pueda y se les permita.

Todo esto que te digo significa que no hay paz para mi a la vista, lo que me duele terriblemente, pero tampoco la habría si Israel hiciera cualquier otra cosa más que mantenerse firme y fuerte frente al ataque del que es objeto desde todos lados. Por eso digo que sólo los israelíes tienen que saber qué debe hacerse, ellos son los que pagarán el precio de lo que se decida, los que estamos fuera de Israel sólo podemos apoyarlos de la manera que podamos, pero no estamos poniendo el cuerpo y eso nos inhibe de darles ¨consejos¨ a quienes lo ponen, el propio y el de sus hijos.

Con mucha pena, así es como veo yo el problema, no hay paz a la vista por mucho tiempo todavía."

Ana

5 comentarios:

Neguev & me dijo...

Bush, el tiempo perdido

POR HERMANN TERSCH
Que el presidente de Estados Unidos viaje por primera vez a Israel cuando le quedan menos de nueve meses de sus ocho años de mandato es un dato que dice mucho sobre sus malentendidos acerca de las prioridades. Israel no es sólo el principal aliado de las democracias occidentales en la región más explosiva del mundo, sino también el símbolo de la capacidad y voluntad de resistencia de nuestros valores como sociedad abierta en un ambiente hostil y en primera línea del frente abierto por los enemigos de nuestra civilización.
Monsergas sobre alianzas de civilizaciones o amor eterno «New Wave» aparte -aptas exclusivamente para magos y necios-, sólo quienes en el mundo árabe e islámico han renunciado a la destrucción de este diminuto Estado debieran contar con el reconocimiento de un Occidente que no tiene en aquel entorno ni un solo Estado más que quiera realmente homologarse con las democracias occidentales. Teocracias aliadas o enemigas, Arabia Saudí o Irán, satrapías varias en el Golfo, en Siria y en Marruecos, dictaduras en reciclaje o contumacia como Egipto, Libia, Argelia o Túnez, países en peligro de desaparición como el jovial y trágico Líbano o los dramas monstruosos del Cuerno de África, la calidad de estos Estados puede medirse ante todo -además del trato a sus ciudadanos- por el baremo de su disposición a vivir en paz con esa diminuta cabeza de playa que la civilización occidental mantiene en la costa palestina del Mediterráneo oriental.


Pues sí. Y aquí el resto:

http://www.abc.es/20080110/opinion-firmas/bush-tiempo-perdido_200801100244.html

Pero como si os hubierais puesto de acuerdo :-)

Schwan dijo...

Tristemente, la paz cada vez se aleja más; en proporción directa a la radicalización islamista de todos los países en la zona.

En un par de meses viajaré de nuevo a Israel y podré comentarte cómo se vive el día a día más reciente.

Y en cuanto a la política de Bush para la zona, tengo mis propias opiniones...

Rabbateur dijo...

Hacia la autora de ese blog -que al igual que éste, tengo también enlazado con el mío- profeso una profunda estima y admiración, por su sensibilidad y "tacto" al tratar los temas, sin por ello dejar de ser una férrea defensora de sus convicciones. Elige con mucho acierto los temas que allí expone... siendo del todo recomendable su lectura.

De esa acertadísima reflexión, me quedaría con lo que considero FUNDAMENTAL a la hora de valorar el conflicto; hablo, por supuesto, del último párrafo:
Todo esto que te digo significa que no hay paz para mi a la vista, lo que me duele terriblemente, pero tampoco la habría si Israel hiciera cualquier otra cosa más que mantenerse firme y fuerte frente al ataque del que es objeto desde todos lados. Por eso digo que sólo los israelíes tienen que saber qué debe hacerse, ellos son los que pagarán el precio de lo que se decida, los que estamos fuera de Israel sólo podemos apoyarlos de la manera que podamos, pero no estamos poniendo el cuerpo y eso nos inhibe de darles ¨consejos¨ a quienes lo ponen, el propio y el de sus hijos.

Por lo que mi consejo... el que daría y siempre doy a los israelíes... es que primen sus derechos sobre un territorio que les pertenece y que no sacrifiquen para nada -y siempre en lo posible- su seguridad y la de los suyos.

Me gustaría que Olmert tuviese la claridad de ideas suficiente como para hacerlo, y valorase la vida y seguridad de quienes le han puesto a regir los destinos de Eretz Israel. Sin complejos ni falso "humanitarismo".

Saludos liberales.

Iojanan dijo...

Neguev,las palabras de Hermann, podríamos firmarlas muchos que llevamos años diciendo eso mismo.
Schwan, la vida en Israel ya laconoces, la normalidad dentro de las tensiones, llevo años viajando también a la zona y la actitud israelí es la única en los momentos de tensión, unirse, cosa que diariamente parece imposible visto el panorama parlamentario, pero lanormalidad más absoluta es el quehacer diario. Ya comentarás al respecto. Yo espero volver en noviembre.
Rabbateur, creo que de Olmer no se puede esperar sino la huida hacia adelante, es un político que se sostiene por inercia y me parece un error histórico el hecho de renunciar a todo lo conseguido a base de tantas guerras ganadas y tantos muertos llorados.

Ana dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.