20 enero, 2008

Las Fronteras Ganadas


Los puristas, los que se rasgan las vestiduras, la progresía seguidora y reverencial ante las simplezas del presidente de gobierno español más incapaz que ha dado la sociedad española desde la restauración de la democracia y de los más ineptos en los últimos cien años, esta progresía que se une a otras europeas que banalizan matanzas por decenas de miles de personas cuando las ejecutan los musulmanes pacifistas mientras se escandalizan que Israel proteja su territorio y a sus ciudadanos, sean judíos o musulmanes, cuando víctima de la fatalidad o de las maniobras palestinas muere algún inocente, estos puristas piden desde hace años que Israel vuelva a las fronteras que tenía antes de la Guerra de los Seis Días. A estos simplistas, incluyendo al presidente de USA, hay que decirles que el mundo es hoy lo que es por fuerza de guerras y como consecuencia de ellas España tiene al pueblo de Olivenza en detrimento de Portugal, Gibraltar es lo que es por causa de políticos inoperantes españoles y muy capaces británicos, Alemania cedió tanto territorio fruto de la pérdida de la primera guerra mundial, Francia gana territorios en perjuicio de Alemania, territorios que hoy son suyos a todos los efectos y nadie reclama, Turquía se adueña de Antioquía, que antes pertenecía a Siria y no hay movimientos mundiales para que las cosas vuelvan a su sitio primitivo... Y así decenas de más países.

¿ Qué tiene Israel para que a este país se le exija algo que no es demandado a otros, la mayoría, que tienen las fronteras que tienen fruto de las guerras ganadas o perdidas ?.
¿ Por qué Israel debe devolver unas tierras que ganó en unas guerras en las que el objetivo de los agresores musulmanes era el exterminio judío..?


Unas guerras que iniciaron esos musulmanes que ahora,como no pudieron con las armas, quieren recuperar con el chantaje sobre occidente ,que teme a los productores de petróleo, y la fuerza de sus mentiras.

Israel tiene todo el derecho que le da la guerra, al igual que se la ha dado a otros países, muchos de ellos democráticos y otros todo lo contrario, de mantener sus fronteras actuales, su capitalidad en Jerusalen y a hacer lo que considere en un territorio que es suyo por derecho propio, ganado con muertos y sangre, territorio del que pretendía ser expulsado, cuando no masacrado, territorio al que nadie, ningún país ni organización, está moralmente capacitado para exigir lo que en otros es válido y ya fronteras inamovibles.

Si Israel ganó la guerra de 67 pudo perderla y hoy no hablaríamos del problema, al menos de este, entonces si los musulmanes sabían que podían perderla, aunque bien que lo ignoraron; por qué cuando la perdieron se agarran a moralinas vanas para recuperar algo que en ley ya no es suyo. Yo no puedo ofender a mi vecino, amenazarlo de muerte, asegurarle que si llego a su casa se la robo, violo a sus hijas o mujer,mato a sus hijos y destruyo su patrimonio y sentirme agredido si mi vecino se apropia de mi casa antes que yo de la suya sabiendo de mis amenazas de muerte y violencia.

Así de sencilla es la cosa. Israel tiene todo el derecho a vivir, a que se respeten sus fronteras ganadas con sangre musulmana, pero sobre todo judía, ya que fueron estos últimos las victimas y aquellos los agresores que no permitían que un país de pleno derecho se instalase en medio de un jardín que consideraban suyo, sin serlo, sólo por el hecho de estar cerca de su casa, territorio, por otro lado, que en aquel momento nadie quería y sólo era habitat de alimañas y abandono. ¿ O no..?

8 comentarios:

Schwan dijo...

Aunque esté fea la autocita, la idea de que todos los árabes quieren hundir a Israel es algo totalmente falso y espurio. No hay nada más alejado de la realidad.

Coincido totalmente con tu reflexión, pero ningún medio de comunicación, ninguna cancilleria ni nadie defenderá el derecho de Israel a vivir dentro de sus fronteras, asi como tampoco nadie defiende el derecho que tiene Israel a defenderse de los ataques de sus enemigos.

Es que clama al cielo la doble vara de medir según se trate de los judíos (los malos siempre) o de los árabes (siempre los buenos). Ya está bien.

Iojanan dijo...

Así es Schwan, nadie,ningún gobierno europeo, no digamos ya España, admite unas fronteras ganadas con guerra, sí, pero siendo las victimas los propios israelies, es que es inconcebible que lo que para todos es normal, para Israel no vale,cada país de Europa ha visto modificadas sus fronteras unas para mal y otras parabien, fruto de guerras. ¿Por qué Israel no tiene el derecho que los demás se atribuyen para poner las suyas ?
Es puro cinismo, en su esencia máxima.

Neguev & me dijo...

Y como para muestra un botón basta. A Pilar Rahola se le ocurre escribir, precisamente hoy este artículo En la Vanguardia tremenda osadía que ha encendido los ánimos de todos cuantos tienen claro quien es el culpable del conflicto israelo-palestino: LLeva casi 400 comentarios, excuso decir el tono de la mayoría de ellos. Un déja vue. ¿ Quien podría sorprenderse a estas alturas de la película?

Por si el link no funcionara:
Hablemos de Israel
Sobre Israel, el país más débil de la zona, no se hace análisis político, se perpetúa la difamación y la propaganda

32 votos 351 comentarios
Pilar Rahola | 22/01/2008 | Actualizada a las 03:31h
Más de 40 misiles Qasam fueron disparados hoy hacia Israel y estallaron cinco en la ciudad de Sderot y otras poblaciones que rodean Gaza. Dos de los misiles impactaron en edificios y provocaron daños de consideración". Esta crónica, que he reproducido de la prensa israelí, pertenece a la semana pasada, pero podría reproducir la situación de cualquier día, de cualquier mes, de cualquiera de los últimos años.

Seguir leyendo noticia
MÁS INFORMACIÓN
A FONDO
Palestina vs Israel
--------------------------------------------------------------------------------
 
El propio Hamas habla de doscientos cohetes y más de cien proyectiles de mortero, lanzados en la última semana. Esta cotidianidad en el uso masivo de cohetes marca, a su vez, la cotidianidad con que se vive en las zonas del sur del país, donde las escuelas, el trabajo, la compra, todo está supeditado a la permanente agresión bélica que llega desde Gaza. Ello sin contar la trágica tensión por los soldados aún secuestrados, o el conocimiento explícito del tipo de educación para el odio, que se imparte desde la escuela y la televisión palestinas, utilizando incluso a los mitos de Walt Disney. O el tráfico de armamento, desde la frontera de Egipto.

Cada vez que Gaza estalla en la prensa internacional -y sólo estalla cuando, finalmente, hay una reacción israelí-, detrás de la noticia, subsisten centenares de ataques previos palestinos, cuya bondad periodística no moviliza ningún interés. ¿Significa, ello, que toda reacción israelí está justificada? De ninguna manera, y a los hechos me remito.

Creo que Ehud Olmert, en su necesidad de demostrar que es un líder fuerte -después de la acumulación de errores de la guerra del Líbano-, ha tomado decisiones que, si bien tienen una lógica militar, no tienen una lógica democrática. No se puede justificar, de ninguna manera, el aislamiento total de una población civil. Incluso, aún sabiendo la implicación de esa población en el hostigamiento permanente contra Israel.

Sin embargo, que no lo defienda, no significa que olvide la crítica situación que vive Israel, en guerra declarada o latente desde hace décadas, rodeado de millones de enemigos que quieren hacerlo desaparecer, demonizado por casi todos, vigilado hasta el delirio por la prensa internacional, y el único de todo el mundo que no puede perder la guerra ni un solo día.

No tengo ninguna duda que, a pesar de su notable inteligencia militar y de su armamento, Israel es el país débil de la zona. A diferencia de sus enemigos, que pueden permitirse dictaduras temibles, apoyo logístico a todo tipo de grupos terroristas y hasta amenazas de destrucción, Israel mantiene una sólida democracia, aporta avances científicos a la humanidad, y además está obligada a dedicar el grueso más substancial de su PIB a la urgente necesidad de defensa. Es el único país del mundo que vive en una situación de hostigamiento extremo desde que existe, y sin embargo es el único que tiene que pedir perdón por sobrevivir.

Lo que está ocurriendo, pues, en Gaza, es el enésimo capítulo del capítulo de siempre, cuyo recorrido previsible no implica, desgraciadamente, que no se repita. Hamas mantiene la violencia cotidiana, mantiene la amenaza global, y mantiene el adiestramiento en el odio antiisraelí. Por supuesto, mantiene también el elogio público al martirio. Toda esta bomba de tiempo, que estalla periódicamente, como estalló la bomba de Hizbulah, y acabó en la guerra del Líbano, no merece ni la reprobación de la Liga Árabe, que solo se reúne para demonizar a Israel, ni la crítica de la ONU, ni el repudio internacional.

Por el contrario, todos los movimientos de defensa israelíes son demonizados al instante, y ahí tenemos a la corte de intelectuales de pro, alzando su indignación al sol. Me parece bien la crítica democrática a Israel. Pero, para ser creíble, sería bueno escuchar algo de solidaridad con las víctimas israelíes, algo de denuncia al terrorismo islamista palestino, algo de indignación por el uso corrupto de las ayudas internacionales, y algo de preocupación por el papel bélico de los países de la zona. Y sin embargo, el silencio. Lo cual lleva a una conclusión inevitable: que, respecto a Israel, la frontera entre la crítica democrática, y la criminalización maniquea, es tan frágil que se viola en la mayoría de comentarios. Sobre Israel no se hace análisis político. Se perpetúan los viejos artes de la difamación y la propaganda.

Neguev & me dijo...

Por cierto schwan, se me pasó. fantástica su entrada del otro día.
esta:
13, Enero, 2008
El infierno israelí, el paraíso palestino y Bush, de nuevo

Schwan dijo...

#Gracias, neguev & me; es que me parece tan tremendamente injusta toda la información que se dedica a Israel en los medios de comunicación...

Todos los medios europeos, influidos por la izquierda, la desidia y el desconocimiento; han adoptado una postura informativa. Y, lo que se salga de ella, simplemente no existe.

Persio dijo...

Puede sonar un poco fuerte, pero creo que el "conflicto árabe-israelí sólo se solucionará con una buena guerra.
La guerra soluciona muchas cosas y es catalizadora de la historia.
Como dijo John Lennon, pero al revés: demos una oportunidad a la guerra.

Iojanan dijo...

Siempre coincidimos en criterios,Persio, comparto totalmente tu opinión, sabedor que una guerra no es una excursión y cuesta mucho dinero, pero mantener la tensión diaria también lo vale. Un saludo

ANA dijo...

Iojanan, todo lo que decís es cierto, ¿quién podría discutirlo dando más ejemplos? Lamentablemente no es aplicable a la situación Israel-árabes palestinos. La diferencia entre Israel y el resto del mundo con respecto a los árabes, cuya cultura y religión es esencialmente dominante e invasora, es que Israel está en medio de millones de ellos, demasiado cerca, y para colmo de males les han hecho creer que esa tierra es suya. No cambiaría mucho la situación aunque no se lo creyeran, eso no tiene ninguna importancia. Si no hubiera habido un sólo árabe en territorio israelí se las habrían ingeniado para meter a alguno allí y tener alguna excusa para atacar a los israelíes como invasores. Es fácil comprender el problema si lo miramos gráficamente, un pequeñísimo estado en medio de un mar de estados árabes. ¿Es posible imaginar que alguna vez los aceptarán como vecinos? Se ha hablado y escrito con redundancia que los árabes palestinos son un invento, son árabes jordanos y egipcios, no palestinos. ÁRABES ABANDONADOS A SU SUERTE Y USADOS COMO CARNE DE CAÑÓN, nadie les dará refugio en el futuro porque han demostrado que son ingobernables, no el pueblo sino sus líderes. Arafat era egipcio, pero era árabe y el mundo lo aceptó como un líder de la ¨causa palestina¨. ¡Hasta lo premiaron con el Nóbel de la Paz! ¿Qué hizo de bueno Arafat? Llevó a esa gente al matadero en Jordania, no querían refugiarse allí, querían tomar el poder y derrocar al gobierno jordano que no tuvo piedad con ellos. ¿Qué hicieron entonces? Se les permitió entrar en Líbano y se acabó el Libano porque no tuvo la fuerza para rechazarlos, pero nunca los legalizó, siguen siendo refugiados. Nada de dar una solución al conflicto, qué va! ¿Qué está haciendo ahora Hamás en Egipto? Lo mismo que hizo Arafat en Jordania, los está llevando al matadero. ¿Cuánta paciencia tendrá Egipto? Ninguna, todos los estados árabes tienen una quinta columna adentro de fanáticos religiosos que están esperando sólo una oportunidad para derrocar gobiernos que no sean lo suficientemente fanáticos. Arabia Saudita, Egipto, Siria, todos tienen una mezcla de sectas agazapadas esperando su oportunidad. ¿De qué vale explicarle al mundo los derechos de Israel? No nos escuchan porque creen que están lejos, no se dan cuenta que Israel es el escudo que tiene occidente, una democracia moderna enfrentando la brutalidad y la ignorancia del medioevo. Ya empezarán a darse cuenta, y será muy pronto, cuando las consecuencias del colonialismo produzca el boom demográfico de los árabes en su propio territorio. Ya está ocurriendo... Si leemos atentamente las declaraciones de Hamás ahora, cuando invade Egipto, resulta increíble! Dicen que entran a Egipto para ayudar a sus ¨hermanos musulmanes¨: el mosquito ayuda a empujar el carro... un delirio. Y el piadoso Occidente permite la Independencia de Kosovo sólo porque demográficamente lo han invadido, como invadirán al mundo si éste no hace algo para detenerlos. No hay lugar en el mundo donde haya guerra que no esté involucrado el fanatismo islámico. Están en todos lados, en Estados Unidos, en Europa, ahora ya están haciendo pie en Latinoamérica. ¿Como logran convencer a la gente para luchar y morir en lugar de luchar para vivir? Y la respuesta también es sencilla, porque cuando un espacio se deja vacío siempre habrá alguien que esté dispuesto a ocuparlo. Así prende el islamismo entre los relegados negros de Estados Unidos, es en las cárceles donde se convierten al islamismo, así será con los indios abandonados de Venezuela o Bolivia, allí hay pasto seco para que prenda el fuego y se extienda sin control. En mi opinión no se va a conseguir nada ni invadiendo Gaza ni explicando los legítimos derechos de Israel, este guerra será continua hasta que el problema le llegue al mundo, mientras, Israel se defenderá de la mejor manera posible y hará todas las declaraciones que sean necesarias, pero no nos hagamos ilusiones, lo más importante es que Israel esté muy bien armado y con armas defensivas más que ofensivas, hasta que el mundo despierte.