25 noviembre, 2007


La finca musulmana


El hecho de que Israel exista no es problema, la cuestión es que los musulmanes se creen con el derecho de decidir quienes son sus vecinos, cuando aún no tenía ellos la casa comprada.

Hasta que el mundo musulmán no salga de su atraso social y económico, es decir, social, en unos países, económico en otros,la solución para Israel sólo está en el rearme, no se ve otro camino que la ley de la fuerza, tal como la aplican, por otro lado, los musulmanes de forma sistemática desde que está fundado el estado de Israel.

No es posible que un país como Israel concite tantos odios sino por envidia, lo odian su vecinos , incapaces de crear una sociedad moderna ,que no puede convivir en el islam, suficiente y rica. Todos sabemos que la envidia es el mayor motor de conflictos por odio creado por el hombre. No, un país por sí mismo no puede ser tan criminalizado, no le temen sólo, que también,por su poderío militar, le temen y lo envidian por su poderío intelectual... Y ese es el verdadero problema, esa es la base de la riqueza que tanto desean y que al no poder acceder por sus envidias y sus limitaciones, seguramente religiosas, hacen que su sociedad retroceda en el tiempo y se anquilose en una Edad Media que el mundo occidental abandonó hace muchos siglos, y en consecuencia, acumulan ese odio contra el estado israelí.

Mientras Israel investigue, trabaje, estudie y sea luz del mundo será eje del odio de sus vecinos, y en consecuencia ,debe ser fuerte , muy fuerte militarmente, porque los odios acumulados contra su intelecto los aplican estos vecinos musulmanes equivocadamente, en vez de trabajar juntos acumulan odios tribales. A las sociedades musulmanas no les espera a largo plazo otro camino que seguir los pasos de Israel y eso les duele en su alma y por ello no quieren perdonar ni mirar hacia a delante y de la mano con Israel.

6 comentarios:

Schwan dijo...

El cambio de consideración de todas las Iglesias cristianas hacia el judaísmo; e igualmente hacia la propia existencia de Israel; ha tenido una influencia perniciosa tanto en el Islam, viniendo a considerar la propia existencia de Israel como la punta de lanza para una nueva cruzada.

Efectivamente, como bien indicas, no existía Palestina cuando nació Israel; pero manipulando, los países árabes, incapaces de crear una sociedad civil dinámica y creativa han abocado a sus pueblos al odio.

Pero, al acercarse las Iglesias al judaismo y al estado de Israel, sus enemigos es decir, gran parte de la izquierda europea está asumiendo el viejo antisemitismo, disfrazándolo de antisionismo.

Es decir, el Islam y los totalitarismos, una vez más, de la mano; incapaces de aceptar la misma existencia del "otro".

Iojanan dijo...

Schwan,el odio que el mundo musulmán demuestra hacia el judaismo y , no lo olvidemos, hacia el cristianismo ( Líbano es un buen ejemplo, y si hubiese un país de mayoría cristiana en la zona lo comprobaríamos mejor )es fruto de sus propias limitaciones. Los fascistas de la izquierda van de la mano con estos porque reconocen como objetivo común el cristianismo y el judaismo, ejes del sistema social que impera en occidente y ese es su problema. Tienen , como bien das a entender, el mismo enemigo.Los extremos se tocan, de nuevo.

Iojanan dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Jordi J. dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Rabbateur dijo...

Yo siempre digo, amigo iojanan, que la primera guerra en la que Israel salga derrotado, será la última.

Y si: todos los totalitarismos (marxismo e islamismo entre ellos) son enemigos mortales de occidente. Por ello van de la mano para destruirle. Como occidente, por supuesto, siempre pongo también a Israel.

Saludos liberales.

Iojanan dijo...

Rabbateur, tienes toda la razón, será la primera y la última y eso no puede permitírselo Israel, aunque parece que la sociedad israelí, o parte de ella, no llega a comprender la naturaleza del peligro. Otro saludo para tí.