25 octubre, 2007


Avanzar con las armas del miedo o la ignorancia

Estamos leyendo un día sí y otro también las noticias que se refieren a la instalación en España, es decir Al Andalus, de grupos yihadistas que pretenden poner de rodillas el estado español para, como último fin, instaurar un estado islámico, esto que parece ser un guión de una novela es una realidad palpable para quien quiera mirar. Las tácticas a emplear son todas. La izquierda les sirve de quinta columna, el grueso de musulmanes de escondite y nuestras leyes laxas de amparo. Las mezquitas que controla la policía son nada más que una parte de las cientos que escapan a ese control, en locales, pisos, negocios y otros lugares que les permiten el anonimato mientras hacen un trabajo callado y continuo, ellos no tienen prisa, más pronto que tarde las cosas les vendrán de cara,es decir, ya empiezan a venirles de cara; el reclutamiento de adeptos es cada día más evidente, su adoctrinamiento hasta la deshumanización es una obra que se consigue a base de aislamiento, incultura o, cuando no es así, desarraigo. Hay mezquitas que son verdaderas Academias del Odio, como las denominó el Sunday Times. Granada es cabecera de esa lucha contra occidente, contra los herejes de Al Andalus . Idealizan de forma tergiversada la historia para hacernos creer que la coexistencia en España fue idílica cuando fue eso, coexistencia, no convivencia, y que la reconquista fue un acto de imperialismo y una guerra abierta e injusta contra una tierra que consideran suya. A ellos no les gusta mirar atrás, no quieren ver que antes de ellos habían otros, muchos cristianos, paganos y también judíos.
Hay grupos que fueron de la ultra izquierda y que luego se instalaron en un islamismo andalusí, se llaman Liga Morisca, el salto es de vértigo, pero no son los únicos, también están Al Morabitún, o Sociedad del Retorno del Islam a Al Andalus, las cosas las tienen claras, y es conveniente que nosotros también. Sus fines son la aniquilación de la sociedad corrupta y hereje, no les valen ni cristianos, ni mucho menos judíos ni tan siquiera musulmanes moderados, que tienen que estar por algún lado, aunque su silencio ante tanta y tanta vesania es sintomático, el miedo es libre. Consideran a Granada, Córdoba o Sevilla piezas vitales en su desembarco, pero van a por España entera, tienen tiempo aunque no demasiada paciencia.
Aquel que quiera ampliar información, que lea al profesor Javier Jordán, de la Facultad de Ciencias Políticas de Granada, les aclarará dudas.
No es casualidad que se amparen en nuestras leyes, Mohamed Hussein Fadllalah, líder espiritual del Hezbolá libanés decía que la democracia europea representaba" la mejor oportunidad para la difusión del islam en Europa ", fue Bin Laden quien dijo que " conquistaremos Europa con las barrigas de nuestras mujeres", nada es casual, en ello están.
No fue casualidad tampoco que detuvieran y condenaran al periodista, residente en Granada, pero sirio de origen Taysir Alouni, un escándalo para muchos compañeros de la izquierda española y que todos podemos recordar como negaron, sin conocimiento ninguno, su vinculación con Al-Qaeda cuando luego quedó demostrada y aún sigue encarcelado.Ellos, mientras, callan.
Es muy difícil que este problema pueda tener solución sin la integración de los musulmanes en la sociedad, pero no lo desean en la mayoría de los casos porque se sienten amparados por estos desalmados que les hacen creer en su bondad cuando sólo pretenden su utilización para llegar al final de su camino que no es otro que la derrota de occidente. Aquí se está librando una guerra, pero hay quienes no quieren mirar y prefieren ver crecer la hierba, son nuestros políticos y la "progresía".

2 comentarios:

Monmar dijo...

Lo mas peligroso es observar que todo lo que hablan, dicen, cuentan… esta estudiadísimo, que todos utilizan el mismo dialogo y que se saben de memoria el discurso; esto sin olvidarnos que siguen llegando cada dia por cientos...
El que este subestimando a los moros esta cometiendo un error imperdonable, dentro de poco será muy tarde para tomar las riendas.
Todavía hay algo que me intriga, en Grecia en Italia ¿no llegan cayucos? o es que no nos enteramos.
Saludos

Iojanan dijo...

Así es Monmar, todo lo tienen estudiado, se saben previamente los movimientos, torpes, de nuestros políticos europeos, su desembarco no es nada casual, es una estrategia, así les resulta aún más fácil el anonimato, pero la entrada no es sólo España, como bien dices Italia es otra puerta, Grecia menos, pero también está el coladero, todo lo que denunciemos es poco, el avance es de pánico, pero que no piensen que les saldrá gratis., muchos ya estamos sobre aviso.Esa es nuestra labor. Saludos para tí